Al menos 38 muertos por un enfrentamiento en un penal de Bolivia

Mundo

Un enfrentamiento a tiros por espacios de poder entre reos del mayor penal de la región oriental de Bolivia, y un incendio posterior, causaron 38 muertos, según el fiscal general, aunque la policía constató en principio 15.

Mientras una comisión de fiscales investiga, los informes preliminares coincidieron en que hay al menos 60 heridos, entre ellos algunos de los 250 policías que retomaron el control del penal de Palmasola, tras dos horas de peleas.

Según los informes oficiales, el enfrentamiento comenzó a las 06.30 en el sector conocido como "Chonchocorito", considerado el más peligroso del penal de Santa Cruz, la principal región económica del país, 1.000 kilómetros al sureste de La Paz.

El fiscal general, Roberto Ramírez, y el Defensor del Pueblo en Santa Cruz, Hernán Cabrera, coincidieron en que hubo 38 muertos pero el comandante de la policía, Alberto Aracena, dijo que tras retomar el control del penal fueron evacuados 15 cadáveres.

Según Cabrera, el enfrentamiento comenzó en la madrugada.

"Yo tengo una persona haciendo seguimiento en el penal y nos reportó 38 muertos (entre ellos un niño), la mayoría por el incendio" que se provocó a raíz del enfrentamiento.

El comandante de la policía dijo que el "horrendo hecho" se produjo cuando los reos del bloque B "avasallaron" a los del A y el enfrentamiento provocó un incendio en el que varios reos murieron y algunos policías sufrieron quemaduras.

El enfrentamiento habría comenzado a tiros y algunos de los reos habrían lanzado cartuchos de dinamita contra sus rivales, con lo que provocaron el estallido de una garrafa de gas que causó un incendio de gran magnitud en ese sector.

Según el gobernador del penal, Guido Parada, varios cuerpos estaban "completamente calcinados", por lo que era imposible identificarlos pues resultó difícil controlar el incendio pese a la intensa lluvia.

En medio del trabajo de los bomberos y la evacuación de los heridos, centenares de parientes de los reos detenían a las ambulancias en procura de noticias.

"No hay información de nada. No se sabe cuántos muertos hay", dijo una mujer a la televisión.

Después del mediodía, el comandante de los policías informó a los familiares de los reos que "la situación se encuentra controlada" y que se está prestando atención médica a los heridos con apoyo de la cruz roja.

Según el defensor del pueblo, los altos niveles de violencia se originan en la sobrepoblación del penal, que fue construido para albergar 2.000 reos, aunque hoy tiene 5.100 y hay unos 400 niños que acompañan a sus padres.

Ese penal "es una bomba de tiempo" por el hacinamiento en el que viven los reos de los que sólo 400 tienen sentencia, según Cabrera, quien denunció que la situación es similar en otras prisiones del sector rural de Santa Cruz.

Las autoridades consideran el sector "Chonchocorito" el de mayor peligrosidad dentro del penal. Su nombre viene de la cárcel de Chonchocoro, el penal de máxima seguridad de Bolivia, ubicado en Viacha, a 45 kilómetros al noroeste de La Paz.

Dejá tu comentario