Alarma por la variante Delta del Covid-19: más contagiosa y resistente a las vacunas

Mundo

El país, uno de los más exitosos del mundo en el control de la pandemia, se inquieta ante la novedad. El Gobierno de Boris Johnson decidió aguardar para anunciar un mayor desconfinamiento.

Londres - El rebote de contagios de covid-19 en el Reino Unido alimentado por la variante delta -hasta ahora conocida como “india”- alcanzó al 90% en la última semana, una tendencia que justifica la alarma, sobre todo en ciudades como Manchester. Se trata de una variedad 40% más contagiosa del nuevo coronavirus y que limita la eficacia de las vacunas disponibles.

Los contagios documentados ayer fueron 6.048 casos sobre casi un millón de hisopados, una baja cifra absoluta de casos que por el momento contiene la peligrosidad de la situación. Asimismo, el efecto de las vacunas, ya con 69 millones de dosis administradas, también frena por ahora el impacto sobre el número de muertes diarias -solo 13 en las últimas 24 horas- y sobre el total de personas hospitalizadas, que alcanza a 954, el menor de Europa.

De acuerdo con un trabajo del Instituto de Salud Pública de Inglaterra (PHE) finalizado a mediados del mes pasado, las dos vacunas administradas en el país son “altamente efectivas” contra dicha variante. Según el mismo, la de Pfizer tiene un 88% de efectividad contra los casos sintomáticos dos semanas después de administrada la segunda dosis, algo menos que el 93% alcanzado con la variante original del país. En tanto, la doble aplicación de la de AstraZeneca redujo su efectividad del 66 a un 60% todavía destacable. Debido a esos datos, las autoridades insisten en la importancia de que todos los ciudadanos completen el esquema de doble dosis.

El Gobierno del conservador Boris Johnson busca acelerar los refuerzos de vacunas, que ahora se extienden a los mayores de 25, para consolidar la contención de la variante, contra la cual las vacunas conocidas son eficaces aunque en una medida más limitada que en el caso de las originales.

De todos modos, dado el incipiente auge de los contagios, no excluye la hipótesis de postergar un par de semanas la fecha prevista para la salida casi total de las restricciones sanitarias, fijada para el 21 de junio. La decisión final será el lunes 14, dijo el ministro de Salud, Matt Hancock.

Pese al temor que genera la variante delta del virus SARS-CoV-2, el funcionario se declaró ayer confiado en la capacidad de la vacunación de “romper el vínculo de nuevos contagios, hospitalizaciones y muertes”.

Las vacunas, dijo el ministro a en la Cámara de los Comunes, permiten que la “curva de hospitalizaciones por el momento siga siendo sustancialmente chata”.

Según los datos actualizados al 3 de junio, agregó, los casos de la variante delta documentados ascienden en total a 12.383. Si bien ya predominan sobre otras formas del nuevo coronavirus, las autoridades recalcan el hecho de que con solo 126 personas en los hospitales debido a la misma, 83 de ellas “no fueron vacunadas” ni siquiera con una dosis. Los antídotos, insistió Hancock, están funcionando y para eso es vital que todas las personas convocadas se presenten para inmunizarse, incluyendo aquellas llamadas para una segunda dosis que garantice la mejor protección contra la variante delta.

Dejá tu comentario