Avance sobre desarme: EEUU está dispuesto a que inspeccionen sus centrales atómicas

Mundo

Estados Unidos está dispuesto a permitir que expertos rusos inspeccionen las instalaciones nucleares norteamericanas, aseguró la secretaria de Estado Hillary Clinton

Rusia debe tener la posibilidad de verificar el cumplimiento de los acuerdos (nucleares), admitió Clinton. A su vez, agregó, Estados Unidos espera poder realizar inspecciones en Rusia. "Queremos crear un sistema de control de este tipo", dijo la jefa de la diplomacia estadounidense durante su visita a Moscú.

Clinton señaló que un acuerdo en ese sentido debe formar parte del nuevo tratado de reducción de armas nucleares estratégicas que actualmente está siendo negociado por Washington y Moscú para sustituir al tratado START, que data de 1991. Expertos habían criticado las deficientes disposiciones de control del actual tratado.  

La jefa del Departamento de Estado expresó la esperanza de que el nuevo acuerdo para la reducción de las cabezas nucleares y misiles está listo para el 5 de diciembre, cuando expire el tratado START.

De todas formas, expertos militares rusos se mostraron escépticos de que las negociaciones puedan finalizarse a tiempo a pesar de los últimos avances conseguidos.

Rusia y Estados Unidos no lograron esencialmente un mayor acercamiento en sus posiciones. Washington quiere reducir las cabezas nucleares a un máximo de 1.675 y el número de sistemas portadores a un máximo de 1.100, mientras que Moscú quiere aún mayores reducciones. "En este aspecto ambas partes están aún lejos de un acuerdo", dijo el ex jefe de las fuerzas estratégicas rusas, Viktor Jessin.

El anuncio ruso de que Moscú mantendrá en su doctrina militar futura el derecho a un primer ataque nuclear contra un agresor generó ciertos disgustos durante la visita de Clinton. Hasta ahora la utilización de armas de destrucción masiva estaba prevista únicamente en el caso de un ataque atómico contra Rusia o en una gran guerra.

Las armas nucleares podrán ser utilizadas también "en guerras regionales o locales", dijo el jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Nikolai Patrushev. 

El embajador ruso ante la OTAN, Dmitri Rogosin, destacó que los nuevos lineamientos son independientes de los acuerdos de desarme y sirven sobre todo como intimidación.

Clinton dijo que la doctrina militar estadounidense no prevé la posibilidad de un primer ataque nuclear. La secretaria de Estado recordó el objetivo del presidente de su país y reciente ganador del Premio Nobel de la Paz Barack Obama de lograr un mundo libre de armas nucleares.

Al mismo tiempo, Clinton invitó al presidente ruso, Dmitri Medvedev, a participar en una cumbre mundial sobre seguridad nuclear el próximo mes de abril, convocada a iniciativa de Obama.

La secretaria de Estado norteamericana llegó en la noche del lunes a Rusia y retornará a Washington este miércoles, después de visitar Kazan, la capital de la república federada rusa de Tatarstán.

Dejá tu comentario