Bernie Sanders pone fin a su candidatura por la nominación del Partido Demócrata

Mundo

El senador progresista suspendió su campaña y allanó el camino a Biden para que compita con Trump en noviembre. El presidente de Estados Unidos pidió a sus votantes pasarse al Partido Republicano.

El senador Bernie Sanders anunció este miércoles que ponía fin a su campaña electoral por la nominación presidencial del Partido Demócrata, allanando el camino para que el moderado Joe Biden sea el candidato que competirá contra Donald Trump en los comicios de noviembre en Estados Unidos.

"Hoy estoy suspendiendo mi campaña. Pero mientras la campaña termina, la lucha por la justicia continúa", escribió Sanders, poniendo fin a su segundo intento por representar a los demócratas en su carrera por la Casa Blanca.

Bernie Sanders on Twitter

El senador por Vermont, autodefinido somo socialista democrático, vio esfumarse una vez más su liderazgo al inicio de las primarias una vez que el establishment del Partido Demócrata -para quien sus ideas son demasiado progresistas- se encolumnó en masa detrás del moderado Biden.

Cuatro años atrás le había ocurrido lo mismo frente a Hillary Clinton.

Bernie Sanders entusiasmó al electorado joven, logró inéditos apoyos de minorías como la latina, consiguiendo sendos triunfos en el inicio de la contienda demócrata. Pero cuando los estados más tradicionales del Partido Demócrata comenzaron a celebrar sus primarias, el exvicepresidente de Barack Obama se consolidó, ganando más y más delegados para la Convención Nacional.

Latinos for Bernie on Twitter

Otros rivales del ala moderada del partido fueron bajando su candidatura y encolumnándose detrás de Biden. Todos alertaron del peligro que representaban las ideas de Sanders para vencer a Trump. Lo cierto es que, durante meses, fue el único candidato demócrata con chances de vencer al actual presidente de Estados Unidos, según encuestas.

Inicialmente, Bernie Sanders superó las altas expectativas sobre su capacidad para recrear la magia de su candidatura presidencial de 2016, e incluso superó un ataque al corazón en octubre pasado, en plena campaña electoral, recordó la agencia AP.

La pandemia de coronavirus en Estados Unidos esencialmente congeló su campaña, evitando que celebre las grandes manifestaciones que se habían convertido en su marca registrada y cambiando el calendario principal. Se hizo cada vez menos claro dónde podía lograr una victoria que lo ayudaría a recuperar terreno contra Biden.

Aunque no será el nominado del Partido Demócrata, Bernie Sanders fue el arquitecto clave de muchas de las políticas sociales que dominaron las primarias, incluido un plan de atención médica universal financiado por el gobierno, llamado Medicare para todos, educación universitaria gratuita, salario mínimo, y esfuerzos contundentes para luchar contra el cambio climático bajo un "New Deal Verde".

El presidente Trump, que durante meses denunció un complot del establishmnet demócrata para arrebatarle la candidatura al "loco Bernie" como lo bautizó, reaccionó a la noticia en Twitter.

"¡Bernie Sanders está fuera! Gracias a Elizabeth Warren. ¡De no ser por ella, Bernie habría ganado casi todos los estados el Súper Martes! Esto terminó justo como los demócratas y el DNC (Comité Nacional Demócrata) querían, igual que el fiasco de Crooked Hillary. El pueblo de Bernie debería venir al Partido Republicano", escribió.

Biden, en tanto, publicó un hilo en Twitter destacando las principales contribuciones de Bernie Sanders a la política de Estados Unidos.

Joe Biden on Twitter

"Conozco bien a Bernie. Es un buen hombre, un gran líder y una de las voces más poderosas para el cambio en nuestro país. Y es difícil resumir sus contribuciones a nuestra política en un solo tuit", publicó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario