Brasil: ahora, un video arrincona a sospechado ministro de Dilma

Mundo

La divulgación de un video aumentó presión de la oposición brasileña para que renuncie el ministro de Trabajo Carlos Lupi, acusado de corrupción, mientras la presidenta Dilma Rousseff, que ya echó a 6 funcionarios, analiza el caso.

Un sitio de noticias divulgó imágenes de Lupi junto a Adair Meira responsable de ONGs que recibieron contratos y beneficios estatales, algunos investigados por supuesta malversación de fondos, por el equivalente a unos 9 millones de dólares. El video desmintió al ministro quien hace una semana afirmó en el Congreso que iba a permanecer en el cargo pues eran infundadas las acusaciones y aseguró no conocer al señor Meira.

"Hace mucho tiempo que Lupi tendría que haber sido removido, a cada día que pasa se hace evidente que la presidenta está en una inercia inexplicable" pues posterga la dimisión declaró Roberto Freire, titular del Partido Popular Socialista. Ante la divulgación de las imágenes la permanencia de Lupi en su puesto se considera dudosa y Rousseff convocó a sus asesores para analizar el caso, publicaron hoy los diarios Estado y Folha. "La mentira de estado desmoraliza¨esto es una mentira comprobada" al gobierno afirmó el senador Alvaro Dias, jefe del bloque del Partido de la Socialdemocracia Brasileña.

La mandataria brasileña, que asumió el poder en enero, enfrenta una ola de denuncias de corrupción contra integrantes de su Ejecutivo, que desde junio pasado causó las renuncias de cinco ministros: del Gabinete Civil, Antonio Palocci, de Transportes, Alfredo Nascimento, de Agricultura, Wagner Rossi, de Turismo, Pedro Novais, y del Deporte, Orlando Silva.

En la semana pasada, cuando rechazó las primeras denuncias de irregularidades en convenios firmados por el Ministerio de Trabajo con ONGs, Lupi aseguró que no renunciaría al cargo, y sostuvo que "sólo a bala" lo sacarían del Gabinete. Según los analistas, la probable salida de Lupi depende más que nada de las negociaciones de Rousseff con el PDT, que, con 26 diputados y cinco senadores, es un importante aliado del gobierno en el Congreso.

Lupi, que es el presidente licenciado del PDT, tiene previsto para este sábado un encuentro con los representantes de su partido en el Congreso, en el que buscará apoyo para contrarrestar las presiones por su renuncia. La duda es si logrará permanecer en el cargo hasta el encuentro, en momentos en que la oposición defiende la instalación de una comisión parlamentaria de investigación sobre las sospechas de irregularidades en la cartera.

Dejá tu comentario