Brasil: nuevas revelaciones complican a otro ministro de Dilma

Mundo

El ministro de Trabajo de Brasil, Carlos Lupi, salpicado por graves denuncias de corrupción desde hace una semana, volvió a verse involucrado en acciones ilícitas al imputársele el haber autorizado la creación de siete sindicatos patronales para representar sectores de la industria que no existen.

Según afirma el diario Folha de Sao Paulo, Lupi concedió los registros de los sindicatos patronales en la norteña provincia de Amapá, a pedido del diputado Bala Rocha, correligionario suyo en el Partido Democrático Laborista. De acuerdo con la información, ninguno de los presidentes de esos sindicatos presuntamente vinculados a la industria es del sector, sino que son conductores en una cooperativa de vehículos controlada por un allegado de Rocha.

La cartera de Trabajo fue alertada de oficio por la Federación de Industrias del Estado de Amapá, de que esos sindicatos no tenían representación, asegura el rotativo. Como respuesta, el ministerio alegó que "no era de su competencia investigar si los integrantes de la entidad poseen industria en el ramo al cual pretenden representar" y que solamente los sindicatos podían realizar esos cuestionamientos.

Según Folha, el reconocimiento ministerial le otorga a los siete sindicatos la posibilidad de disputar el control de las industrias de Amapá, que tiene un presupuesto anual superior a u$s 5,95 millones.

Para complicar aún más la situación del ministro, cuyos principales asesores fueron acusados de cobrar sobornos a entidades que mantienen contratos con la cartera, fue divulgada una foto que echa por tierra la defensa que dio de una denuncia hecha por la revista "Veja".

Según la revista, Lupi usó un avión turbo hélice King Air alquilado por el empresario un empresario Adair Meira, quien dirige varias ONG que tienen contratos millonarios con el ministerio de Trabajo y que están siendo investigadas por sospecha de desvío de dinero. Lupi negó rotundamente las acusaciones. Afirmó que el viaje fue realizado en un vuelo comercial y que los traslados dentro de la provincia se hicieron en una aeronave tipo Séneca.

Sin embargo, en la foto divulgada por la página web de la provincia de Maranhao, se ve a Lupi bajando de un King Air prefijo PT-ONJ, tal como había afirmado la revista. Lupi negó además conocer a Meira, pero éste lo desmintió en declaraciones a un canal de televisión. Dijo que el ministro "está sin memoria o equivocado" cuando afirma que no lo conoce y confirmó haber alquilado la aeronave para el ministro e incluso haber viajado junto con él.

Las acusaciones contra Lupi, que llevaron a la oposición a pedir una investigación por parte del Ministerio Público, se suman a una serie de denuncias de corrupción lanzadas contra integrantes del gabinete de la presidenta Dilma Rousseff, y que derivaron, desde junio, en la renuncia de cinco ministros: del Gabinete Civil de la Presidencia, Antonio Palocci; de Transportes, Alfredo Nascimento; de Agricultura, Wagner Rossi; de Turismo, Pedro Novais y de Deporte, Orlando Silva.

Dejá tu comentario