Bolsonaro lo hizo otra vez: saludó, sin barbijo, a una multitud durante los festejos por la independencia

Mundo

El tradicional desfile militar fue cancelado por la pandemia de coronavirus, pero el presidente de Brasil convocó a sus seguidores, a quienes saludó sin medidas de seguridad sanitaria.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, encabezó este lunes los actos solemnes en el Palacio de la Alvorada, en Brasilia, para conmemorar el aniversario de la independencia del país y, aunque el tradicional desfile militar fue cancelado como consecuencia de la pandemia de coronavirus, igualmente hubo una aglomeración de sus seguidores a los que saludó sin medidas de seguridad sanitaria como el uso de barbijo y la distancia social.

El desfile que suele celebrarse cada 7 de septiembre fue cancelado por el Ministerio de Defensa a mediados de agosto, de tal forma que la ceremonia se había limitado a unos 800 asistentes, entre ellos miembros del Gobierno y autoridades de las principales instituciones públicas de Brasil.

Bolsonaro llegó al acto a bordo de un vehículo descapotable, sin barbijo y rodeado de niños. El presidente saludó a los invitados, tomándose fotos incluso con ellos sin guardar ningún tipo de distancia, según los vídeos difundidos por los medios locales.

bolsonaro sin barbijo independencia

Después se dio un baño de masas con sus seguidores que se contaban de a miles, según Folha de S. Paulo, un número inferior a los 25.000 que el año pasado coparon la Explanada de los Ministerios, pero que de cualquier manera dejó sin efecto las medidas de evitar aglomeraciones para prevenir contagios de coronavirus en el tercer país más afectado del mundo.

El hijo del presidente, el senador Flávio Bolsonaro, se acercó con un barbijo pero se quitó el equipo de protección para tomarse selfies con los votantes, agregó el medio.

El Ministerio de Salud brasileño tiene registrados hasta la fecha más de 4,1 millones de casos de Covid-19, con unos 14.500 adicionales entre el sábado y el domingo.

Entre las personas contagiadas en Brasil figura el propio Bolsonaro, que durante meses restó importancia a los efectos de la pandemia y abogó por no perjudicar la economía, y la primera dama Michelle, quien este lunes recibió el apoyo de los simpatizantes de su marido al grito de "mita", en referencia al apodo con el que designan al mandatario ultraconservador.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario