Bush: "Estamos ganando y vamos a ganar en Irak"

Mundo


El presidente estadounidense George W. Bush subrayó que Estados Unidos mantendrá sus objetivos en Irak, pese a las críticas por su gestión y el aumento de muertos en ese país, que han acaparado la campaña electoral de los comicios legislativos del 7 de noviembre.

En un mensaje que respondió a los cuestionamientos que recibe su administración por la política en Irak, Bush dijo que los "objetivos se mantienen sin cambios, pero somos flexibles en nuestros métodos para alcanzar esas metas".

"Así como el enemigo cambia de táctica, nosotros también las modificamos", aseguró durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, y sostuvo que el gobierno iraquí debe adoptar medidas audaces para hacer frente a la creciente violencia.

En ese sentido, Bush dijo que siente una "preocupación seria" por la cantidad de muertes ocurridas durante el último mes en Irak.

Octubre es el mes más sangriento del año para los militares estadounidenses, superando los 76 muertos de abril, y se anuncia como uno de los más cruentos desde la invasión de Irak en 2003, donde están desplegados actualmente unos 140.000 soldados de Estados Unidos.

Las declaraciones surgen en momentos que no sólo la oposición demócrata, sino también republicanos y militares han lanzado severos dardos contra la gestión estadounidense en Irak. No obstante, Bush insistió en que es crucial lograr la victoria en el país árabe para derrotar al terrorismo.

"Los eventos del mes pasado han sido una preocupación seria para mi, y una preocupación seria para el pueblo estadounidense", afirmó y reiteró que Estados Unidos está ganando y ganará la guerra en Irak pese al deterioro de la situación.

"Estamos ganando y vamos a ganar, a menos que nos vayamos antes de terminar la tarea".

El mandatario sostuvo que "derrotar a los terroristas en Irak es esencial para derrotar la causa del extremismo en el Medio Oriente".

"Las consecuencias en Irak tendrán un impacto decisivo en la seguridad" de Estados Unidos, consideró Bush.

El presidente de Estados Unidos dijo que confía en el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, como "el hombre correcto" hacer frente al complejo panorama de seguridad en Irak.

"Creo que el primer ministro Maliki es el hombre correcto para alcanzar la meta en Irak", afirmó, y agregó que Washington debe apoyar al líder iraquí siempre que tome "las decisiones difíciles" para estabilizar al país.

"Estamos presionando a los líderes iraquíes para que tomen medidas audaces para salvar a su país. Estamos dejándoles claro que la paciencia estadounidense no es ilimitada", dijo Bush, cuestionado incluso por republicanos que temen que la creciente impopularidad de la guerra en Irak dañe las posibilidades de ese partido en las elecciones.

Bush reiteró este miércoles que los radicales islámicos pretenden crear un imperio que se extienda de "España a Indonesia", si Estados Unidos no derrota a los "terroristas o los extremistas" en Irak.

"Si no derrotamos a los terroristas o a los extremistas en Irak, van a lograr acceso a amplias reservas de petróleo y utilizar a Irak como base para derrotar gobiernos moderados en todo Medio Oriente", alertó el presidente en la rueda de prensa.

El 6 de octubre de 2005, en un duro discurso contra el islamismo radical, Bush ya había asegurado que si los extremistas controlaban Irak iban a "movilizar a las masas musulmanas (...) para establecer un imperio islámico que se extienda de España a Indonesia".

Dejá tu comentario