El atacante de París quería vengarse de Charlie Hebdo: su plan iniciar era prender fuego el edificio

Mundo

El paquistaní de 18 años detenido afirmó haber rastreado la zona varias veces antes de actuar. Llevaba una botella de alcohol en su bolso.

Alí H., el atacante que acuchilló de gravedad a dos personas en París, confesó a los investigadores que su intención era tomar acciones violentas contra el equipo editorial de la revista Charlie Hebdo, que estuvo a salvo porque se había mudado a un lugar secreto y ultra protegido durante los últimos 4 años.

El paquistaní, de 18 años, también afirmó haber rastreado la zona varias veces antes de actuar y la presencia de una botella de alcohol en su bolso se habría debido a su plan inicial era prender fuego al edificio, reveló Le Parisien.

Alí H hirió el viernes a dos personas con un puñal frente a la antigua sede Charlie Hebdo y confesó haberlo hecho porque "no soporta las caricaturas del profeta Mahoma" publicadas recientemente, una vez más, por el periódico satírico.

El atacante "reconoció" y "reclamó" su autoría en los hechos, según la información obtenida por la cadena BFM TV. En los interrogatorios a los que fue sometido, incluso, reconoce "una dimensión política de su acción".

Asimismo, se supo que el argelino detenido ayer tras el atentado frente al antiguo local de Charlie Hebdo, en París, no era cómplice del agresor, sino un hombre que lo había observado las acciones y que había tratado de detenerlo.

Por este motivo, fue puesto en libertad ayer por la noche después de unas horas de detención.

El hombre de 33 años -según se filtró de fuentes de la investigación- fue observado discutiendo animadamente con Alí H. luego de que este lastimara de gravedad a las dos víctimas con un cuchillo.

Luego se vio a Alí H. huir y al argelino dirigiéndose hacia el metro. Estaba en la estación Richard Lenoir y terminó detenido a pesar de haber explicado a los agentes que había intentado detener al atacante.

Su versión quedó fuertemente confirmada durante las pocas horas de detención, por su abogada, Lucie Simon, quien dio nítidos detalles a los investigadores.

Según la abogada, el argelino "no tenía relación" con el atacante. De hecho, supuestamente agregó a los investigadores, se comportó "como un héroe", según publica la prensa francesa.

"Los enemigos de la República no ganarán", dijo el primer ministro francés, Jean Castex. "Numerosos ataques - dijo el premier durante una visita a la jefatura de policía en la Prefectura- son frustrados regularmente. No descubrimos ahora la amenaza. Pero cuando, a pesar de todo, ocurren estos episodios, la respuesta es inmediata".

Se trata, amplió, de "un mensaje muy fuerte: los enemigos de la República no ganarán ".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario