9 de septiembre 2009 - 17:21

Chávez dijo que Obama trajo "mucha esperanza" pero pocos cambios

Hugo Chávez.
Hugo Chávez.
El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó que la elección de Barack Obama había traído consigo mucha esperanza sobre la política exterior de Estados Unidos, pero ha habido "pocos cambios", como lo ilustra su posición con el golpe de Estado en Honduras o con las bases en Colombia.

Pese a todo, en una entrevista publicada por el diario francés "Le Figaro", Chávez aseguró que "sigue mi mano tendida a Barack Obama y al pueblo estadounidense", y pidió al presidente de EEUU que reflexione sobre la propuesta de poner en marcha "un gran plan Marshall en favor de América Latina".

"Espero que Obama aclarará sus ideas y oirá la voz de la verdad", afirmó.

El jefe del Estado venezolano lamentó que con el golpe de Estado de Honduras "la posición de Obama y (Hillary) Clinton no es clara" y recordó que cuando el presidente destituido, Manuel Zelaya, fue expulsado de su residencia se le transfirió a una base estadounidense.

En esa línea, también consideró que "la instalación de los estadounidenses en siete bases militares en Colombia es una señal muy negativa".

Sobre los proyectos de integración latinoamericana, Chávez estimó que "vamos por buen camino" y que las ideas del libertador Simón Bolívar vuelven a estar de actualidad.

"Este proyecto de unión que tiene 200 años va a convertirse, teniendo en cuenta las circunstancias actuales, en un gran proyecto del siglo XXI", argumentó.

Preguntado sobre cuál le parece el precio que debería tener el barril de petróleo, el presidente de Venezuela respondió que una horquilla de "un mínimo de 80 dólares y un máximo de 100 constituiría un precio justo", tras haber señalado que en la actualidad con un nivel de algo más de 60 dólares "se acerca a un precio equitativo".

"El petróleo es un recurso natural no renovable" que se habrá agotado "a finales de siglo" y su explotación, debido a que los costos de producción aumentan, "necesita fuertes inversiones", subrayó.

Chávez dijo que está "seguro de que Irán no está produciendo la bomba" atómica, señaló que nadie ha aportado pruebas y explicó las reticencias de las autoridades iraníes a ser sometidas a controles internacionales porque "nunca aceptarán que se les ponga bajo tutela".

"Si Europa y Estados Unidos están inquietos -a mi parecer equivocadamente- que sean coherentes y propongan un pacto bajo los auspicios de la ONU para la eliminación total de las armas nucleares", añadió.

Reiteró que es "amigo" y "aliado" del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad y, tras evocar su viaje a Teherán la semana pasada, insistió en que "Irán tiene derecho a desarrollar su energía nuclear como lo hacen Francia, numerosos países y, por qué no, Venezuela".

No obstante, a continuación añadió que hablando en nombre de Venezuela, le parece que el uso del arma atómica "sería una catástrofe" y por eso quiere "un desarme generalizado".

Chávez reiteró su denuncia contra Israel por genocidio al referirse a las operaciones contra Gaza de comienzos de año.

"Era un ataque salvaje contra un pueblo inocente", indicó tras haber contado que "no es que los israelíes quieran exterminar a los palestinos. Lo hacen abiertamente".

El presidente venezolano reconoció el derecho de existencia a Israel "como el de todos los otros países", "pero Israel debe respetar este principio de autodeterminación para los palestinos".

Dejá tu comentario

Te puede interesar