8 de julio 2017 - 19:59

Comunidad internacional espera que traslado de López impulse diálogo en Venezuela

Almagro, Rajoy y Capriles, entre otros, se expresaron a favor de la medida tomada para con López.
Almagro, Rajoy y Capriles, entre otros, se expresaron a favor de la medida tomada para con López.
La comunidad internacional valoró el traslado de prisión del líder opositor venezolano Leopoldo López a arresto domiciliario y espera que esa medida sea un paso en favor de la paz y el diálogo en Venezuela.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, consideró que la situación es una "oportunidad de reconciliación nacional y salida democrática" a la "grave" crisis en Venezuela.

Uno de los mediadores del diálogo político en Venezuela, el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero celebró el "paso muy positivo" en favor de la paz y la convivencia que supone la "liberación" de López.

El actual presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, expresó su deseo de que la medida suponga "un primer paso" en el proceso de "reconciliación nacional".

Juan Manuel Santos, mandatario de Colombia, insistió "en que Venezuela debe perseverar en el diálogo y solución pacífica".

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, expresó su alegría y deseó que pronto López recupere "plenamente su libertad y el ejercicio de sus derechos políticos".

La Cancillería mexicana confía en que esa medida "facilite una salida negociada" en el país y confirmó que el presidente Enrique Peña Nieto hizo "un llamado en la mesa del G20 (en Alemania) a poner atención a la situación en Venezuela".

"El Gobierno de Chile espera que esta medida se traduzca prontamente en la liberación definitiva de López. Y que su salida de la cárcel sea un paso hacia un diálogo creíble entre el Gobierno y la oposición en Venezuela", según un comunicado de la Cancillería trasandina.

Paraguay consideró que la medida de arresto domiciliario de López "constituye un claro reconocimiento de que se trata de una detención política".

"Guatemala recibe con mucha alegría que Leopoldo López esté de nuevo al lado de sus seres queridos. #SíSePuedeVenezuela #GuatemalaApoyaaVenezuela", publicó la Cancillería en sus redes sociales.

Políticos uruguayos expresaron que para llegar a la paz y la democracia en Venezuela, es necesario que no haya presos políticos.

Human Rights Watch (HRW) consideró que la medida de arresto domiciliario que le fue concedida a López es un "signo" del impacto que tienen las protestas en la calle.

En Venezuela, que desde el pasado 1 de abril es escenario de protestas en favor y en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, varios políticos y dirigentes opositores recibieron la medida con prudencia y reclamaron libertad para todos los presos políticos.

Henrique Capriles, gobernador del estado de Miranda y dos veces candidato presidencial, manifestó su "gran alegría" de que López "esté en su casa con su familia" y reclamó que la medida se convierta en libertad plena para "todos los presos políticos".

"El régimen se quiebra. Es hora de avanzar. Con más fuerza en la calle hasta el FINAL", indicó la exdiputada María Corina Machado.

El presidente del Parlamento, Julio Borges, consideró que la decisión a casi 100 días de protestas callejeras, es un "logro enorme" y da "más fuerza al pueblo para seguir luchando en la calle por la libertad".

El opositor fue condenado por delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio, acciones que habría cometido por haber pronunciado discursos que promovieron esa violencia durante la marcha antigubernamental del 12 de febrero de 2014.

Dejá tu comentario

Te puede interesar