Con escenas de dolor, despidieron los restos de Tomás

Mundo

Los restos de Tomás Santillán, el nene de 9 años que apareció asesinado en el partido bonaerense de Lincoln, fueron sepultados en la localidad de Timote, en medio de un profundo dolor, al tiempo que el fiscal de Junín Javier Ochoaizpuro imputó por el crimen al ex padrastro del chico, Adalberto Cuello.

Los restos del pequeño fueron inhumados en la tarde el viernes en el cementerio municipal de esa localidad ubicada en el partido bonaerense de Carlos Tejedor, a 100 kilómetros de Lincoln. El niño fue velado en una cooperativa situada en la misma zona, donde viven sus abuelos paternos y su abuela materna.

Fuentes judiciales informaron que Ochoaizpuro acusa a Cuello de "homicidio agravado" y el sábado le tomará declaración indagatoria. El fiscal pidió la detención del hombre de 36 años, demorado el jueves tras el hallazgo del cuerpo de Tomás en un campo de Lincoln, y mañana sábado le tomará declaración indagatoria.

La detención fue solicitada al titular del Juzgado número 1 de Junín, José Lucchini, quien ahora deberá expedirse.

Mediante un comunicado, el fiscal Ochoaizpuro informó que el hallazgo del cadáver fue a 500 metros de la ruta provincial número 50, y a 3.000 metros de la rotonda de acceso a Lincoln, y que Tomás Santillán fue asesinado el martes pasado, mismo día de su desaparición, entre las 12 y 16 horas.

Según la autopsia realizada el jueves en el Hospital Interzonal General de Agudos de Junín, la causa de la muerte de Tomas fue "un paro cardiorespiratorio traumático a consecuencia de politraumatismos; traumatismo craneoencefálico; fracturas con hundimiento de ambas zonas laterales de cráneo (fractura de base de cráneo en bisagra) producidas con un elemento contundente y romo", tal cual se informó oficialmente.

Por lo pronto, el fiscal Ochoaizpuro imputó a Cuello el delito de "homicidio agravado por ensañamiento y alevosía", y le tomará declaración indagatoria.

En tanto, según trascendió en el marco de la causa se secuestraron seis vehículos vinculados a Cuello, y los peritos intentan determinar si en algunos de ellos Tomás pudo haber sido trasladado o bien asesinado.

Uno de los autos secuestrados es un Fiat Palio que pertenece a la actual novia de Cuello, de 36 años, y el cual él lo utilizaba con frecuencia.

La Fiscalía de Junín aseguró de manera oficial que la muerte de Tomás se produjo momentos después de su desaparición y a partir de esta confirmación oficial se tejieron algunas hipótesis.

El pasado martes -cuando desapareció-, alrededor de las 12:10, el pequeño salió del colegio con sus amigos y según se estima 15 minutos después se despidió de ellos y se dirigió solo a su casa.

Según dijeron desde la Fiscalía de Junín, el crimen se produjo momentos después de su desaparición, por lo que habría sido entre las 12:20 y las 13:00, justo en el horario en el que el padrastro subía una foto del bebé que tuvo con la madre de Tomás (12:53) y otra de un paisaje (13:10) a su perfil de Facebook.

Por lo tanto, se investiga si el acusado tiene una buena coartada o si fue el autor del crimen y actuó con la complicidad de otra persona allegada a él. Tomás había sido visto por última vez el mediodía del martes pasado, luego de salir del colegio Domingo Faustino Sarmiento y en camino hacia su casa.

Al notar que el pequeño no llegaba, su madre hizo la denuncia rápidamente y así se iniciaron varios rastrillajes, en los cuales participaron alrededor de 500 policías de la Bonaerense.

Tomás apareció sin vida el jueves alrededor de las 18:00 en un campo de Lincoln, con el guardapolvos puesto y su mochila a un lado, tras lo cual fue demorado su ex padrastro Cuello.

Dejá tu comentario