Confirmó Interpol el vínculo entre FARC, Chávez y Correa

Mundo

Bogotá (AFP, EFE, ANSA, Reuters) - Los expertos de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) determinaron que las computadoras del abatido número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), alias «Raúl Reyes», no fueron manipuladas por las autoridades colombianas, se reveló ayer. Así, la entidad dio crédito a las acusaciones del gobierno de Alvaro Uribe de que los documentos allí contenidos revelan fuertes lazos entre los terroristas y los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Ecuador, Rafael Correa.

La información, dada a conocer ayer por Ronald Noble, director mundial de Interpol, amenaza con desatar una nueva y seria crisis entre los tres países, a la vez que causó profunda preocupación en Estados Unidos, al punto que los analistas se preguntaban si ella llevará a la Casa Blanca a vincular a Caracas y Quito con el terrorismo internacional.

«El equipo de los expertos forenses de Interpol no descubrió evidencia de modificación, alteración, adición o borrado en los archivos», indicó Noble en una conferencia de prensa brindada en Bogotá ante unos 200 periodistas.

Noble entregó el informe en la sede de la Cancillería colombiana al director de la policía, general Oscar Naranjo, y a la directora de los servicios de inteligencia de Colombia, María del Pilar Hurtado.

El director de Interpol también señaló que, según las pruebas realizadas, las computadoras efectivamente pertenecían a Reyes, abatido el 1 de marzo en un polémico operativo militar colombiano en suelo ecuatoriano.

«Estamos completamente seguros de que las evidencias computacionales que examinaron nuestros expertos vinieron de un campamento terrorista de las FARC», señaló. «Específicamente del señor 'Reyes', que está muerto. Pero definitivamente eran sus computadoras, sus discos, su equipo físico y él es (era) el representante de las FARC y el responsable de su contenido», añadió.

  • Expertos

    Colombia había pedido a Interpol que una comisión de expertos examinara las computadoras, encontradas según Bogotá el 1 de marzo en el ataque a un campamento de las FARC en el norte de Ecuador, en el que murió «Reyes» junto con otras 25 personas, entre ellos cuatro mexicanos y un ecuatoriano.

    Según anexos de los documentos, revelados por Naranjo y otros miembros del gobierno colombiano, algunos de los mensajes encontrados en los discos duros de las computadoras indican que las FARC habrían recibido apoyo financiero de Venezuela, y que esa guerrilla pudo haber entregado dinero para la campaña que llevó a la presidencia a Rafael Correa.

    Los gobiernos de ambos países calificaron de mentiras a esas acusaciones de Bogotá y Chávez denunció que corresponden a una campaña de Estados Unidos para desestabilizar a su país.

  • Blanco

    Sabemos que podríamos ser blanco de ataques por esta investigación, señaló Noble, y dijo que por ello «se tomaron pasos para salvaguardar la independencia» de la indagatoria.

    Agregó que Interpol está dispuesta a compartir con Venezuela y Ecuador los detalles de las pericias. «Antes de juzgar a Interpol, que nos den el beneficio de leer los reportes», señaló. «He hecho todo lo posible para aclararle a Ecuador y Venezuela, que también son miembros de Interpol, que estoy dispuesto a ir allá para explicarles qué hicimos y cómo lo hicimos. Nunca he sido invitado a ir», agregó.

    El informe de los peritos designados por Interpol para realizar el examen estaba dirigido a investigar si los archivos hallados en las computadoras habían sido manipulados o alterados después del 1 de marzo.

    Noble insistió en que 64 expertos, de quince países -entre ellos de Australia, Singapur y Corea del Sur- trabajaron durante más de cinco mil horas en las ocho «pruebas documentales decomisadas», compuestas por tres computadoras portátiles, tres unidades de memoria USB y dos discos externos. Las ocho piezas, asimismo, contenían en conjunto, reveló, «más de 600 gigas de datos, 37.862 documentos escritos, 452 hojas de cálculo, 210.888 imágenes, 22.481 páginas Web, 7.989 direcciones individuales de correo electrónico, 10.537 archivos de multimedia de sonido y video, y 983 archivos encriptados». Igualmente, Noble señaló que después del 1 de marzo se registraron unos 48.000 accesos a los documentos contenidos en los discos duros.

    Con todo, los expertos no se refirieron a la veracidad o no de su contenido. La verificación realizada «no implica la validación de la exactitud de los archivos de usuarios que contienen, ni de la interpretación que cualquier país pueda hacer de dichos archivos», señala un anexo del documento publicado simultáneamente por Interpol en su página Web.

    «Colombia es el primer país en su historia que permite que información clasificada sea examinada por Interpol», destacó Noble en su intervención.
  • Dejá tu comentario