La Iglesia critica por "inhumano" el veto de Bolsonaro a la atención de indígenas por el coronavirus

Mundo

Los obispos de Brasil pidieron al Congreso que anule los vetos a la ley que garantiza el acceso a la salud a los pueblos originarios, golpeados por el Covid-19.

La Iglesia católica de Brasil cuestionó con dureza al presidente Jair Bolsonaro por haber realizado vetos a una ley que contemplaba una serie de medidas para garantizar la salud de los pueblos originarios amenazados por el coronavirus, principalmente en la Amazonia.

La ley 1142/2020, aprobada el mes pasado, establece que el Estado brasileño debe garantizar a los indígenas test rápidos, respiradores, camas en salas de terapia intensiva y agua potable.

"Estos vetos son éticamente indefendibles e inhumanos, pues niegan garantías fundamentales para la vida de los pueblos originarios", afirma un documento firmado por Walmor Azevedo de Oliveira, titular de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, según su sigla en portugués).

Bolsonaro realizó 16 vetos alegando que esta imposibilitado de aprobar por entero la ley debido a que ésta lo obligaría a usar recursos que no están previstos en el Prespuesto.

En opinión de los obispos de Brasil, el argumento del mandatario ultraconservador es falaz pues el Congreso ya votó una enmienda constitucional sobre el "Presupuesto de Guerra", debido a la crisis desencadena por el coronavirus, que permite exceder los gastos previstos votados antes de la pandemia.

La Iglesia católica solicitó al poder legislativo que asuma una "posición fuerte, decisiva y definitiva a favor de la vida" que se traduzca en la revocación de los vetos del presidente.

Por su parte, el Vaticano se sumó en la cruzada por la atención sanitaria de los pueblos originarios de la Amazonia con el envío del barco hospital Papa Francisco, que desde hace un año recorre el río Amazonas para ofrecer ayuda médica, para la atención de enfermos con coronavirus en esa región.

"Nos unimos, nos reorganizamos en nuestros servicios para que juntos luchemos contra el Covid-19", explicó fray Joel Sousa, miembro de la coordinación del barco, en una entrevistada citada por Vatican News.

Con 32 metros de eslora, el barco Papa Francisco cuenta con 23 profesionales de la salud, salas de rayos X, mamografía, ecocardiograma, pruebas de esfuerzo, sala de operaciones, laboratorio de análisis, farmacia, sala de vacunación, consultorios médicos, oftalmológicos y odontológicos, así como camas de internación.

Brasil se aproxima a los 1,9 millones de infectados por el coronavirus, de acuerdo a las cifras oficiales.

El Ministerio de Salud reportó que entre domingo y lunes se contabilizaron 20.286 infectados, lo que llevó el número total a 1.884.967. Por otra parte en las últimas 24 horas se registraron 733 fallecimientos, con lo cual ascendió a 72.833 el número total de muertos por coronavirus.

Dejá tu comentario