Criminal de guerra serbiobosnio Hadzic, extraditado a La Haya

Mundo

El ex dirigente de los serbios de Croacia durante la guerra de Croacia (1991-1995), Goran Hadzic, fue trasladado de Belgrado a Holanda donde fue puesto a disposición del Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia (TPIY).

Goran Hadzic, de 52 años, que era el último prófugo reclamado por el TPIY, llegó a Rotterdam a bordo de un avión que había despegado de Serbia alrededor del mediodía.

La ministra serbia de Justicia, Snezana Malovic, había firmado por la orden de extradición hacia el tribunal de La Haya. A su llegada al aeropuerto, Goran Hazdic fue tomado a cargo por representantes de la fiscalía, en presencia del cónsul de Serbia en Holanda, Marko Brkic.

Inmediatamente después fue trasladado al cuartel penitenciario del TPIY, según informó el tribunal en un comunicado. "Hadzic, que fue detenido por las autoridades serbias el 20 de julio, fue ingresado en el cuartel penitenciario de las Naciones Unidas en La Haya", indicó el TPIY.

"La audiencia de comparecencia inicial será con el juez O-Gon Kwon el lunes en la sala de audiencia I", indicó John Hocking, funcionario del TPIY, en conferencia de prensa.

En esa audiencia, podrá declararse culpable o no culpable de las acusaciones que pesan contra él. Si lo desea, podrá gozar de un plazo de 30 días antes de que la pregunta vuelva a serle formulada. Si se declara culpable, no habrá proceso y los jueces pronunciarán la pena.

"Vamos a suministrarle las mejores atenciones médicas, así como los medios para preparar su defensa", subrayó Hocking. Su detención y extradición a La Haya se producen dos meses después de la detención, también en Serbia, de Ratko Mladic, ex jefe militar de los serbios de Bosnia y uno de los principales acusados por el TPIY por las guerras de los años 90 en la ex Yugoslavia.

Entre la detención del fugitivo y su extradición el intervalo fue de sólo tres días, dos menos que en el caso de Mladic (en mayo pasado). Radovan Karadzic, el ex jefe político de los serbios de Bosnia, pasó nueve días detenido antes de ser extraditado, en julio de 2008.

Este ex dirigente de los serbios de Croacia durante la Guerra de los Balcanes (1991-1995) es el último de la lista de 44 personas cuya detención reclamaba el TPIY. Ratko Mladic, acusado de genocidio en la guerra de Bosnia (1992-1995), estuvo prófugo durante casi 16 años.

El efímero "presidente" de la República serbia de Krajina" deberá responder de 14 acusaciones, entre ellas las de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. Goran Hadzic fue detenido el miércoles pasado a un centenar de kilómetros al norte de Belgrado, tras permanecer siete años fugitivo.

Puesto a disposición del tribunal especial serbio para los crímenes de guerra ese mismo día, renunció a apelar su traslado al TPIY. Según su abogado, Toma Fila, consideró que sería un trámite inútil. El viernes por la mañana, Hazdic fue autorizado a ir a ver a su madre y a su hija en Novi Sad, ciudad donde vivía antes de desaparecer en julio de 2004.

Antes de partir a Novi Sad, Hadzic recibió la visita de su ex compañera y de la hija de ambos. Su esposa, su hermana y su hijo fueron a visitarle el jueves.

Goran Hadzic aparece especialmente comprometido en la matanza del hospital de Vukovar (este de Croacia), en noviembre de 1991, donde 261 civiles que se habían refugiado en el establecimiento fueron ejecutados por las fuerzas serbias después de haber sido apaleados y torturados.

Con el traslado de Goran Hadzic a La Haya, Serbia considera haber cumplido sus obligaciones con respecto al TPIY, esperando poder obtener resultados en sus ambiciones europeas. Serbia aspira a convertirse a finales de año en candidata a la adhesión a la Unión Europea.

Dejá tu comentario