Defiende Chávez su polémica Ley de Inteligencia

Mundo

Caracas (ANSA, DPA) - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, defendió ayer la nueva y controvertida Ley de Inteligencia y Contrainteligencia, argumentando que servirá para mejorar la defensa del país ante las «amenazas del Imperio».

«Ahora hacemos una Ley de Inteligencia y Contrainteligencia para articular los cuerpos (de seguridad) y lograr mayor eficiencia a la hora de defender la soberanía del país ante las amenazas gringas», dijo el mandatario durante una conferencia de prensa en el marco de las elecciones internas de su Partido Socialista Unido de Venezuela.

La nueva legislación, lanzada por decreto, obliga a todos los ciudadanos y empresas locales o extranjeras a colaborar de manera encubierta cuando sean requeridos por los organismos de seguridad, que además podrán actuar sin orden judicial en algunos casos.

El diario «El Nacional» de Caracas aseguró que la nueva norma «contiene disposiciones incompatibles con un estado de derecho» y amenaza con penas de prisión de hasta seis años «por la divulgación de información confidencial».

«El Ejecutivo asumió la potestad única» en cuanto a la búsqueda, procesamiento y divulgación de las informaciones sobre temas clasificados como estratégicos», aseguró el periódico. «Esto abarca no sólo los intereses económicos y geopolíticos del país, sino también todo lo relativo a los factores que puedan atentar contra la estabilidad del régimen.» Según el texto, existirán asuntos «secretos y confidenciales» que en caso de «hacerse públicos afectarían la estabilidad del Estado u operarían en contra del interés nacional», se lee en el decreto. «No se indica qué criterios serán aplicados para determinar, por ejemplo, cuándo una información es contraria al interés nacional», subrayó «El Nacional».


Las críticas a la nueva norma -aprobada en virtud de los superpoderes otorgados a Chávez por el Congreso- se repitieron en otros medios locales, como el sitio Web Noticias 24 que indicó que ahora el presidente « tiene su propia Gestapo».

La oposición asegura que la norma viola la Constitución, es «represiva» y « fomenta la delación». «Ahora fíjense ustedes la gran contradicción en la que cae la oposición aquí. Ellos aplauden la llamada Ley Patriota. Esa sí es una ley dictatorial, la que le impusieron al pueblo de EE.UU».

Asimismo, indicó que en el pasado los cuerpos de inteligencia se encontraban « infiltrados por el imperio». «Una DISIP (Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención) represiva, llena de asesinos, golpistas y de traidores, expresó Chávez. El ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín, había indicado que con la ley desaparecerán la DISIP y la División de Inteligencia Militar (DIM), para dar paso a nuevos entes.

Dejá tu comentario