EEUU: incendio en California amenaza las casas de las celebridades

Mundo

El estado de emergencia fue decretado en California, donde varios incendios dejaron un muerto, forzaron a evacuar a miles de personas y arrasaron 12.000 hectáreas de vegetación y siete inmuebles, amenazando las lujosas casas de celebridades en el balneario de Malibú.

Los bomberos continuaron luchando esta madrugada para controlar los diversos focos de fuego cerca de Los Angeles y de San Diego, en el sur de este estado del oeste de Estados Unidos, en los que también resultaron heridos de gravedad cuatro bomberos.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, decretó el domingo en la noche el estado de emergencia en siete condados debido a los múltiples focos de incendio de bosques y vegetación, anunció su oficina en un comunicado.

"Esta noche, el gobernador Schwarzenegger decretó el estado de urgencia en los condados de Los Angeles, Orange, Riverside, San Bernardino, San Diego, Santa Barbara y Ventura, por causa de 11 incendios de gran magnitud", señaló su despacho en un comunicado.

Todos estos condados están situados en la parte sur de California, donde "más de 12.000 hectáreas se han quemado, y donde otras zonas se ven amenazadas, agregó la oficina del gobernador.

En el exclusivo balneario de Malibú, las residencias del director de la película "Titanic", James Cameron, y de la actriz y cantante que protagonizó "Grease", Olivia Newton-John, están entre las casas evacuadas por la amenaza de las llamas, informó el sitio especializado en las celebridades TMZ.com, aunque la información no fue confirmada oficialmente.

El siniestro en Malibú, que se inició ayer antes del amanecer, fue impulsado con fuertes ráfagas de viento, devoró cientos de hectáreas y destruyó siete inmuebles: tres viviendas, tres comercios y una iglesia, informaron los bomberos.

El incendio destruyó el "castillo de Malibú", construido en 1970 y avaluado en 17 millones de dólares, informó la radio local KNX 1070.

Otras nueve casas fueron dañadas, indicó el jefe de bomberos del condado de Los Angeles, Michael Freeman, en una conferencia de prensa.

Unas 200 viviendas fueron evacuadas y sus habitantes a una zona de refugio establecida en la conocida playa Zuma, al oeste de la ciudad. También se abrió una escuela como centro de alojamiento de emergencia.

Más al sur, los 36.000 habitantes de Ramona, cerca de San Diego, recibieron en la noche del domingo la orden de evacuar la ciudad, amenazada por un gran incendio, anunció la policía.

La policía contactó los cerca de 10.000 hogares de Ramona, 50 km al noreste de San Diego, mediante un sistema automático de notificación, para darles la orden de evacuación, precisó el teniente Phillip Brust, del Departamento del Sheriff.

Una persona murió y cuatro bomberos resultaron heridos mientras intentaban salvar una casa de las llamas en Potrero, 50 km al este de San Diego, dijeron los bomberos.

Los cuatro bomberos fueron internados en estado grave en un hospital de San Diego, aunque sus vidas parecen no correr peligro, informó el servicio de protección contra incendios de California.

El sur de California se encuentra en "alerta roja" debido a los fuertes vientos y temperaturas de casi 30 grados Celsius.

Dejá tu comentario