28 de noviembre 2011 - 11:27

Egipto: gran afluencia en el inicio de las primeras elecciones sin Mubarak

En medio de una intensa crisis política, los egipcios eligen representantes parlamentarios.
En medio de una intensa crisis política, los egipcios eligen representantes parlamentarios.
Con una gran afluencia de votantes comenzaron las elecciones parlamentarias en Egipto, las primeras sin el presidente Hosni Mubarak.

Ante numerosos locales electorales en la capital, El Cairo, se formaron largas colas de espera. Algunos votantes acudieron más de una hora antes de que se abrieran los centros.

Para Egipto, donde la participación era muy baja en la era Mubarak, una destacada afluencia es inusual. En los últimos comicios parlamentarios de 2010 la participación se ubicó en el 35 por ciento.

La comisión electoral egipcia amplió en dos horas el plazo para acudir a las urnas debido a la elevada participación.

Muchos egipcios de mayor edad, que hace años no votaban resignados por la acumulación de poder del partido de Mubarak, hacían fila en el primer día de los comicios. Testigos hablaban de una "atmósfera de seguridad" que no habían sentido antes en las elecciones.

Estas elecciones parlamentarias se desarrollan en tres fases. Ayer votaron primero los residentes de El Cairo, Alejandría y otras siete provincias.

En diciembre y en enero lo harán las 18 provincias restantes. Para asegurarse de que cada ciudadano podrá ejercer el voto, los centros electorales permencerán dos días abiertos.

Tras cada cita electoral seguirá una segunda vuelta en el distrito en los que ningún candidato haya conseguido la mayoría absoluta. El resultado definitivo de los comicios se conocerá el 13 de enero.

La campaña electoral se ha visto empañada por las protestas contra la cúpula militar que está dirigiendo el proceso de transición, así como por la violencia vivida en esas manifestaciones.

Pese a todo, el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas, que en febrero se alzó con la tutela de la transición se negó a aplazar los comicios.

También los Hermanos Musulmanes y los nuevos partidos radicales islámicos se han manifestado en contra de cualquier aplazamiento de los comicios, sobre todo porque ellos cuentan con las mayores posibilidades de alzarse con la victoria, según las encuestas.

El jefe del Consejo, Mohammed Hussein Tantawi, se dio una vuelta por los locales electorales de El Cairo para informarse sobre el transcurso de los comicios, según indicó la televisión estatal.

Hasta la tarde se había producido sólo un hecho de violencia en un distrito en la provincipa de Assiut, en el sur del país, cuando miembros de una tribu destrozaron un local porque su candidato fue excluido.

Observadores informaron que en algunos distritos la votación no comenzó a tiempo porque los jueces que debían controlar no se presentaron en hora o porque las boletas no fueron selladas.

En muchos lugares los miembros de los partidos no cumplieron con la prohibición de hacer propaganda en los locales.

Aproximadamente 50 de los 85 millones de egipcios están llamados a decidir quiénes ocuparán las 498 bancas del Parlamento. Para la primera vuelta de los comicios se han registros 2.357 candidatos. Casi 50 millones de egipcios están habilitados para votar y por primera vez podrán votar los egipcios que viven en el exterior.

En tanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Israel se esfuerza por mantener los acuerdos de paz con Egipto a pesar de los cambios políticos en el país norteafricano.

"Esperamos poder estabilizar el acuerdo de paz con Egipto y trabajar de forma conjunta con Estados Unidos", dijo Netanyahu, según medios locales.

Desde la caída de Mubarak, uno de sus aliados, Israel teme que un régimen islamista asuma el poder en Egipto.
Egipto fue el primer país árabe en 1979 en firmar un acuerdo de paz con Israel. En 1994 lo hizo Jordania. Mubarak fue derrocado por una revuelta popular en febrero y en Egipto crece la presión para revisar la política con Israel.

Dejá tu comentario

Te puede interesar