El papa Francisco en Kazajistán: país clave para los equilibrios energéticos de Europa 

Mundo

El papa Francisco llegó hoy a Kazajistán, país que comparte frontera con Rusia y China, uno de los 15 principales productores de petróleo del mundo. Una visita de tres días que cobra aún más relevancia en medio de la crisis energética que tiene en jaque al viejo continente

El papa Francisco llegó hoy a Kazajistán, en Asia Central, para iniciar una visita de tres días a la que definió como una “peregrinación de diálogo y paz”, que estará centrada en su participación en el Congreso Interreligioso con líderes cristianos, judíos, musulmanes y de diferentes credos.

Un encuentro caracterizado por la amplia participación de religiones mundiales y de contacto con la población local, pero marcado por la gran ausencia del patriarca ortodoxo ruso Kirill, con las tensiones de la guerra en Ucrania como telón de fondo.

Kazajistán, sin embargo, no es un país de Asia Central como uno podría imaginar, un territorio tan lejano como estratégico para los negocios de las empresas italianas.

Este representa el 38º viaje apostólico internacional desde que Francisco inició su Pontificado en marzo de 2013 y cobra relevante importancia en este momento de tensión entre Rusia y la Unión Europea con las restricciones del gas ruso al viejo continente.

Con una producción del 3% del petróleo mundial, el país, se encuentra entre los 15 mayores productores de oro negro y entre los 12 primeros en cuanto a reservas, por un monto superior a las 80 millones de toneladas.

El volumen de negocios con Italia

Materias primas que interesan a todos, incluida Italia, que con Kazajistán "está unida por relaciones amistosas y una sólida asociación económica".

De hecho, Italia, además de estar entre los primeros en Occidente en reconocer la recién formada República de Kazajistán tras la independencia de la ex URSS el 16 de diciembre de 1991, también ocupa el tercer lugar en 2019 entre los socios comerciales del país. después de Rusia y China y el primero en Europa.

Según los últimos datos, antes del estallido de la pandemia, las exportaciones italianas a Kazajistán tenían un valor de 1.088 millones de euros, un poco más que el año anterior (1086,3 millones), mientras que las importaciones habían alcanzado los 2.110 millones.

Para hacer una comparación, las exportaciones con otros países "-stán" de la zona, es decir, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, ascendieron a 31,3 millones, 53 millones y 312 millones respectivamente.

Italia es el segundo mercado de destino de las exportaciones del país con una cuota de mercado del 13,4% en el período enero-mayo de 2021.

Dejá tu comentario