El primer ministro japonés convoca a elecciones anticipadas para relanzar su plan económico

Mundo

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció que disolverá la Cámara baja del Parlamento el jueves próximo y convocará a elecciones legislativas anticipadas, que posiblemente se celebrarán el domingo 22 de octubre próximo, en busca de relanzar su plan económico e implementar nuevas reformas.

"Hace cinco años, logramos cambiar el gobierno con el apoyo del pueblo y prometimos llevar a cabo una reforma económica", dijo Abe en rueda de prensa y añadió que "ahora es el momento para ir más allá y aplicar las últimas fases para garantizar el crecimiento".

Poco antes de anunciar la disolución de la cámara baja para el próximo jueves, Abe adelantó un plan de estímulo económico de 2 billones de yenes (unos 17.800 millones de dólares), que se financiaría con un alza del IVA e incluiría una ampliación de los servicios públicos e incentivos para la inversión empresarial.

Con el adelantamiento de los comicios, el primer ministro intentará aprovechar el repunte de su popularidad en medio de la crisis norcoreana, que le permitió mostrar un liderazgo fuerte tras haber caído en las encuestas, y beneficiarse con la caída en los sondeos del opositor Partido Democrático.

"Soy consciente de que van a ser unas elecciones difíciles, pero en esta situación en que nos amenaza Corea del Norte, quiero cumplir mi responsabilidad como líder del país", dijo Abe.

La crisis en la península de Corea le está permitiendo recuperar el apoyo perdido a raíz de una serie de escándalos recientes en los que se vio implicado, debido a que su oficina está acusada de presionar al Ministerio de Educación para continuar un controvertido proyecto universitario en el que está inmerso su amigo Kotaro Kake, según informaron las agencias de noticias EFE y DPA.

Un 50 por ciento de los nipones apoya en estos momentos al partido gobernante, según una encuesta del diario Nikkei publicada hoy, después de que el índice se desplomara hasta casi un 30 por ciento en julio.

No obstante, el conservador Partido Liberal Democrático (PLD) de Abe encontrará competencia por parte de un nuevo partido formado por la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike.

Koike anunció hoy la creación del Partido de la Esperanza, con el que la ex ministra del gobernante PLD dará el salto a la política nacional.

"Vamos a llevar el modelo tokiota al campo político nacional", dijo durante una rueda de prensa en la capital Koike, cuyo partido regional, Tomin First (Tokiotas Primero), arrasó en las elecciones a la Asamblea de Tokio de julio y le arrebató la mayoría al PLD de Abe, en la que fue la mayor sangría de escaños en la metrópoli del partido.

Koike explicó que trabaja en el programa y las políticas concretas del nuevo partido, cuya presentación oficial está prevista para este miércoles. Transparencia, diversidad y compromiso con el medio ambiente son algunos de los pilares anunciados para su plataforma.

Tras su inesperada irrupción el pasado verano como gobernadora de Tokio, considerado el segundo cargo político más importante del país tras el del primer ministro, Koike puede ser una de las figuras que dispute el liderazgo nacional a Abe.

Abe llegó al poder en diciembre de 2012 y no estaba previsto que convocase elecciones hasta el próximo año, aunque ya se especulaba desde hace días con que podría adelantar los comicios para reforzar su poder en medio de la crisis con Corea el Norte.

El PLD y su socio en el Gobierno, el budista Nuevo Komeito, tienen una cómoda mayoría en la cámara baja (suman 329 de los 425 escaños), un dominio que podría extenderse de forma significativa si se cumplen los resultados anticipados por los sondeos, muy favorables al partido gobernante.

Sin embargo, las elecciones anticipadas conllevan su riesgo: si pierde la mayoría de dos tercios con la que cuenta en la cámara baja nipona, podría poner en peligro uno de sus principales objetivos, la revisión de la Constitución pacifista de la posguerra.

Dejá tu comentario