25 de enero 2006 - 00:00

Escasea el gas en Europa: ya hay 200 muertos por el frío

Policías ucranianos de guardia en Kiev, donde ya murieron seis personas en las últimas 24 horas por efecto del frío.
Policías ucranianos de guardia en Kiev, donde ya murieron seis personas en las últimas 24 horas por efecto del frío.
Varsovia y Roma (EFE, ANSA, AFP) - La ola de frío polar que congeló a Rusia en días pasados se ha trasladado a Europa Central, con un balance de casi 200 muertos y temperaturas inferiores a los 35 grados bajo cero en las últimas cuarenta y ocho horas. La situación se torna crítica con el recorte de suministro de gas desde Rusia. Entre los países de Europa occidental, Italia aparece como el más afectado, al punto de que el gobierno de Silvio Berlusconi dispuso un recorte en el suministro de gas a los hogares.

En Rusia, las temperaturas bajaron a los 40 grados bajo cero y dejaron en Moscú un saldo de 30 muertos por hipotermia en una semana y 138 en lo que va de invierno.

En Ucrania murieron 56 personas en los últimos dos días, mientras en una semana son ya más de 80 las víctimas, según el Ministerio de Situaciones de Emergencia ucraniano.

Las bajas temperaturas, inusuales para la región del mar Báltico, también causaron numerosas víctimas mortales en el enclave ruso de Kaliningrado y las repúblicas de Lituania, Letonia y Estonia. En Kaliningrado el pasado fin de semana se registraron al menos 15 casos mortales; en Lituania 14 y en la capital de Letonia, Riga, durante el fin de semana al menos 10 personas murieron de frío.

El invierno polaco alcanzó un récord de frío, con 27 personas muertas por congelamiento y temperaturas de hasta 37 grados bajo cero, registrados en la madrugada en la aldea de Stuposiany, en el sudeste del país
.

• Escuelas cerradas

El 11 por ciento de las escuelas permanece cerrado y el frío impidió el funcionamiento de los ferrocarriles. Polonia recibe 10 por ciento menos del gas que envía Rusia habitualmente.

En Rumania, son ya 20 las personas muertas congeladas al registrarse ayer otras tres víctimas en la ciudad costera de Constanza, y las bajas temperaturas llegaron a los 30 grados bajo cero en los Cárpatos Orientales.

Las víctimas fueron encontradas congeladas en la calle, escaleras de bloques de viviendas e incluso en un automóvil, mientras que en el medio rural los muertos fueron hallados en corrales y patios de las propias casas, al margen de los caminos o en pleno campo.

También en Alemania cinco personas murieron como consecuencia del frío polar, que en Baviera fue menor a los 36,2 grados en Funtensee, en cuyo lago los meteorólogos creen que el termómetro pueda llegar a marcar los 55 grados bajo cero
.

En toda Europa Central, la nieve, los vientos y los hielos dificultan los accesos por ruta, ferroviarios o fluviales. Asimismo, en los hospitales están siendo atendidos cientos de personas con lesiones causadas por el frío o afectados de colapso hipotérmico, mientras vagabundos y gentes con hogares precarios están siendo trasladados temporalmente a albergues.

El gobierno de Silvio Berlusconi decretó que los italianos dispondrán en sus viviendas de una hora menos de calefacción al día y de un grado menos de temperatura, con el fin de reducir el consumo de gas ante los problemas de abastecimiento desde Rusia, que bajó 8,1 por ciento
. La medida permitiría ahorrar entre cinco y diez millones de metros cúbicos diarios.

Dos personas murieron por el frío en la región de Boloña. La casi totalidad de la calefacción de los edificios y 60 por ciento de la producción eléctrica italiana dependen del gas.

De un total de 85 mil millones de metros cúbicos consumidos en 2005, Italia produjo sólo 12 mil millones, importando el resto, siendo 35% de Rusia. Paradójicamente, parte de la energía producida con gas importado es exportado a países vecinos como Suiza, que a su vez la vuelve a vender a otro Estado, denunció el diario italiano «La Stampa».

Dejá tu comentario

Te puede interesar