El gobierno de España en la mira por rescatar a una aerolínea con vínculos chavistas

Mundo

La oposición de derecha y extrema derecha exigió investigar los 63 millones de dólares que el ejecutivo de Sánchez dio a Plus Ultra, una empresa con apenas cuatro aviones.

Sesenta y tres millones de dólares para reflotar una pequeña aerolínea con cuatro aviones. El rescate público de Plus Ultra desató la polémica en España, donde la derecha acusó al gobierno progresista de Pedro Sánchez de favorecer a esta empresa vinculada con Venezuela.

Es "un escándalo que va sumando nuevos detalles día a día y el gobierno sigue sin dar explicaciones ¿Qué hay detrás de todo esto?", se preguntó a principios de semana Antonio González Terol, diputado del Partido Popular (PP, conservador), quien exigió una comisión parlamentaria sobre este tema.

De su lado, el partido liberal Ciudadanos pidió por escrito una investigación a la Comisión Europea, mientras que la extrema derecha de Vox se querelló ante el Tribunal Supremo de España.

A principios de marzo, el gobierno del socialista Pedro Sánchez acordó un préstamo de urgencia por 53 millones de euros (63 millones de dólares) a Plus Ultra, calificada en un comunicado como "una aerolínea de nicho".

La empresa enlaza España únicamente con Ecuador, Perú y Venezuela, con cuatro Airbus A-340.

El dinero desbloqueado por el gobierno español proviene de un fondo especial de 10.000 millones de euros (11.890 millones de dólares) para rescatar empresas "estratégicas" en dificultades por la pandemia del coronavirus.

En noviembre, España acordó 475 millones de euros (565 millones de dólares) para Air Europa, segunda aerolínea española asfixiada por la caída del tráfico aéreo.

El problema es que Plus Ultra es un peso pluma de la aviación española, con 156.000 pasajeros transportados en unos 800 vuelos comerciales en 2019. Por el contrario, Air Europa transportó 19 millones de personas en 165.000 vuelos ese año, según las cifras del gestor de aeropuertos Aena.

Para la prensa y la oposición de derecha, la explicación hay que buscarla en la relación entre el gobierno chavista de Venezuela y Podemos, socio de gobierno de los socialistas en España. Una relación forjada por el trabajo de asesoramiento que algunos dirigentes izquierdistas españoles desempeñaron en el pasado en favor del chavismo.

Plus Ultra tiene su sede en Madrid, pero la empresa cuenta entre sus principales accionistas con empresarios venezolanos, que son presentados por la derecha como cercanos al gobierno de Nicolás Maduro.

"¿Y si tiene relación con el Delcygate", sugirió el diputado González Terol, en alusión al escándalo generado por el encuentro en enero de 2020 en el aeropuerto de Madrid del ministro español de Transportes, José Luis Ábalos, con la número dos del gobierno venezolano, Delcy Rodríguez, pese a que esta última tiene prohibición de ingresar a la Unión Europea.

El rescate también irritó a la competencia de Plus Ultra. "Exigimos igualdad de trato. No es de recibo que se discrimine a unas aerolíneas frente a otras", declaró el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas, Javier Gándara, al diario El Mundo.

Para justificar la ayuda a Plus Ultra, el gobierno de Sánchez afirmó en un comunicado que la empresa ofrece un servicio "complementario" al de "las compañías de mayor tamaño", ya que transporta sobre todo a latinoamericanos "que viajan principalmente a visitar familiares".

También se busca proteger el atractivo del aeropuerto Madrid-Barajas como nodo, garantizando múltiples conexiones, según el gobierno.

"El hecho de que una empresa sea estratégica no solamente la marca la cuota que tenga en el mercado, sino pertenecer a un sector que sea estratégico en la economía española", como el turismo, subrayó el miércoles la vocera del gobierno, María Jesús Montero, en la radio pública RNE.

Dejá tu comentario