Trump confirmó que analiza indultar a su exasesor Stone, condenado por el Rusia-gate

Mundo

El presidente de EEUU esperará a que avance la apelación de su amigo a la sentencia de 20 meses de prisión antes de tomar la decisión. Los demócratas ya sueñan con un segundo impeachment por abuso de poder.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmando las sospechas, dijo este jueves que su exasesor y amigo Roger Stone tiene "muchas posibilidades de ser exonerado", tras ser sentenciado a poco más de tres años de prisión por obstruir una investigación del Congreso sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Embed

"Roger tiene muchas posibilidades de ser exonerado, en mi opinión", afirmó el mandatario, quien consideró que el jurado que atendió el caso estaba "contaminado". Aclaró, no obstante, que no concedería de forma inmediata un indulto a su exasesor.

Tras conocerse este jueves la sentencia, Stone no fue enviado a prisión debido a que el tribunal debe examinar un recurso de la defensa que pidió un nuevo juicio.

"Voy a dejar que este proceso se desarrolle", dijo Trump. "En algún momento voy a tomar una decisión. Estamos esperando", aseguró durante un acto de graduación de expresos. "Pero Roger Stone y todos deben ser tratados de manera justa", insistió.

Donald J. Trump on Twitter

Las declaraciones del magnate, si bien polémicas, no fueron sorpresivas. Analistas y políticos opositores leyeron como un ensayo del indulto a Stone los perdones concedidos a inicio de esta semana a un exgobernador corrupto y a funcionarios sentenciados por fraude fiscal.

"Todo se ha convertido en el secreto peor guardado en Washington: Trump no permitirá que Roger Stone vaya a prisión", escribió el sitio especializado Politico.

El medio citó a un funcionario que advertía: "No se trata de si. Es cuando".

Inmediatamente los congresistas demócratas -que hace apenas unas semanas fracasaron en su intento por destituir a Trump- alertaron sobre las consecuencias que un indulto tendría para el estado de derecho.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schummer, dijo que "si el presidente perdona a Stone, será una luz verde para que los cómplices de Trump sigan infringiendo la ley y encubriéndolo. Si algún republicano realmente se preocupa por preservar el estado de derecho, sacará la cabeza de la arena y se enfrentará a Trump".

Chuck Schumer on Twitter

El representante Adam Schiff, que lideró el equipo acusador del impeachment, escribió: "No hace falta decirlo, pero perdonar a Stone cuando sus crímenes se cometieron para proteger a Trump, sería un acto de corrupción impresionante".

Adam Schiff on Twitter

Por el momento, son asesores del presidente los que lo han mantenido lejos de esa esperada y controversial firma. Varios de sus colaboradores en la campaña por la reelección, le insisten en aguardar a que avance la apelación de Stone.

El exasesor presidencial se enfrentaba a una pena máxima de 50 años de cárcel al ser encontrado culpable de siete cargos, entre ellos obstrucción a una investigación del FBI y del Congreso sobre el Rusia-gate. Pero este jueves recibió apenas 20 meses de prisión como sentencia luego de la escandalosa recomendación del fiscal general, Wiliiam Barr, de reducir los años pedidos por la querella.

Esa rectificación del secretario de Justicia fue consecuencia de presiones públicas de Trump a través de Twitter.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario