Ex "número uno" de ETA: "La lucha armada ya no resulta"

Mundo

El ex jefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu, alias "Txeroki", que el próximo miércoles se sentará en el banquillo, aseguró recientemente que "la lucha armada ya no resulta", según informó hoy el diario español "El País".

"Lo mismo que hemos estado 50 años con la estrategia de la lucha armada, ahora toca cambiar de estrategia, quizás por otros 50", afirmó "Txeroki" en comentarios realizados en la cárcel de Navalcarnero (Madrid) a los que tuvo acceso "El País".

El ex jefe militar de ETA llegó a finales de mayo a España, entregado por Francia durante tres meses para que sea juzgado por un intento de asesinato, cometido en 2002, cuando la banda armada envió un paquete bomba al presidente del grupo de comunicación Correo, Enrique Ybarra. La bomba fue desactivada.

Dos etarras fueron ya condenados a 15 años de prisión por esos hechos en España y la Fiscalía pedirá esa misma pena para "Txeroki", que se sentará en el banquillo por primera vez en España el 22 de junio.

Hasta su detención en Francia, en noviembre de 2008, "Txeroki" lideraba la línea dura de ETA. A él se le atribuye la orden de hacer volar un camión bomba en el estacionamiento de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid. Ese atentado, en diciembre de 2006, acabó con la vida de dos personas y puso fin a la tregua de ETA que condujo a un proceso de diálogo entre el grupo armado y el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por otro lado, el exportavoz de la formación ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, comentó los últimos acontecimientos políticos en el País Vasco, donde la coalición independentista Bildu consiguió una importante representación en los últimos comicios locales.

"Nuestro cambio de estrategia ha roto la agenda de bloqueo que el Estado manejaba con absoluta comodidad", aseguró Otegi en declaraciones al diario vasco "Gara". El ex portavoz del brazo político de ETA cumple desde marzo de 2010 una condena de dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo.

"Hoy, quien marca la agenda política en Euskal Herria es el movimiento soberanista e independentista de izquierdas", agregó Otegi, para quien "el Estado español (...) tiene dificultades crecientes para mantener una posición de inmovilismo".

Según Otegi, en las últimas elecciones municipales, el pueblo vasco quiso transmitir a la izquierda independentista "su apoyo a una estrategia que se desarrolla por vías y cauces exclusivamente pacíficos y democráticos".

"No ha sido el pueblo vasco quien ha conectado con la izquierda abertzale, sino que hemos sido nosotros quienes hemos acabado por conectar con un deseo ampliamente mayoritario en el independentismo de sustituir la estrategia anterior por una apuesta de confrontación en términos democráticos", agregó.

El exportavoz de Batasuna asegura que su apuesta por una estrategia pacífica y democrática es "irreversible" y sigue defendiendo "el derecho de la ciudadanía vasca a decidir libre y democráticamente su futuro sin ningún límite ni injerencia".

A finales de 2010, Otegi aseguró que ETA está dispuesta a abandonar la violencia y a seguir una estrategia pacífica para crear un Estado vasco independiente.

En septiembre de ese mismo año el grupo armado declaró un alto el fuego que el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó de "profundamente decepcionante". El socialista apostó entonces por un abandono definitivo de las armas por parte del grupo armado.

Dejá tu comentario