Falsa alarma afectó al Parlamento británico

Mundo

Londres (Reuters, AFP, EFE, ANSA) - Un alerta de seguridad llevó ayer a la policía a cerrar las entradas y salidas del Parlamento británico, pero horas después fue reabierto y continuaron las actividades normalmente, informó una fuente de seguridad.

El Parlamento se encuentra en la zona céntrica de Westminster, donde también se halla la residencia oficial del primer ministro Tony Blair, el 10 de Downing Street, y varios edificios del gobierno, como los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores.

Una portavoz de la policía dijo que el alerta finalizó pero no dio más detalles de la situación, una de las muchas falsas alarmas que se han dado en la capital británica desde el jueves. Pero el alerta no se restringe al Reino Unido, sino que abarca a toda Europa.

Ayer, la única línea subterránea de Varsovia,
Polonia, fue reabierta a la tarde después de permanecer cerrada durante casi tres horas debido a una falsa alarma de bomba, anunció un portavoz de la policía, Temistokles Brodowski. «Fue una falsa alarma. Los escuadrones especiales no encontraron explosivos y el tráfico fue reanudado», dijo un portavoz del cuartel general de la policía.

El incidente tuvo lugar hacia las 13 (hora local) y miles de personas fueron evacuadas de las estaciones por decisión del alcalde de la ciudad,
Lech Kaczynski.

La evacuación fue decidida tras una llamada anónima anunciando que «una
bomba había sido colocada en una estación del subte». Según el autor de la llamada, un hombre que hablaba polaco, la bomba explotaría un cuarto de hora después.

• Vigilancias reforzadas

Durante la interrupción del servicio, varios colectivos realizaron el itinerario de la línea de subte que atraviesa la ciudad de Norte a Sur.

Polonia
, aliada de Washington en Irak, donde dirige una división multinacional de 4.000 hombres, reforzó su vigilancia al igual que Dinamarca, que ya ha evacuado los trenes subterráneos de Copenhague tres veces en los últimos días debido a amenazas.

Por otro lado, cuatro víctimas de los atentados del jueves fueron identificadas ayer.
Jamie Gordon, de 30 años; Philip Stuart Russell, de 28, y dos personas más, cuyos familiares no autorizaron la difusión de sus nombres.

La policía confirmó 52 muertes, mientras que 22 permanecen desaparecidas, por lo cual se prevé que el número de víctimas mortales será mayor
.

Además,
55 personas seguían ayer hospitalizadas en Londres, 13 de ellas en estado crítico por lesiones múltiples.

Dejá tu comentario