13 de noviembre 2008 - 00:00

Falsa versión del New York Times anuncia el fin de la guerra en Irak

Portada de la falsa edición del periódico estadounidense The New York Times distribuido esta mañana en Times Square.
Portada de la falsa edición del periódico estadounidense "The New York Times" distribuido esta mañana en Times Square.
Un tiraje falsificado de "The New York Times" de 1,2 millones de ejemplares que anuncia el fin de la guerra en Irak fue repartido en los alrededores del Times Square.

El periódico falso, con fecha 4 de julio de 2009 y con la apariencia de ser auténtico, fue obra del grupo de activistas estadounidenses autodenominados "The Yes Men".

Las 14 páginas contenían "noticias que nos gustaría que fueran impresas" en los periódicos reales, entre ellos la disculpa de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, por haber mentido respecto a la posesión de armas de destrucción masiva en Irak, el cierre de la prisión de Guantánamo y el anuncio de que George Bush sería juzgado por crímenes de alta traición.

También los automóviles que viajan a nafta, según esta edición del diario, fueron retirados por parte de los fabricantes.

El diario ofrece además inserciones publicitarias, como el coloso petrolero Exxon que propone iniciativas pacifistas y McDonald's que utiliza la imagen del Che Guevara como testimonial.

"All the news we hope to print" recita el eslogan al un lado del encabezamiento general. El original tiene la frase "All the news that's fit to print".

El verdadero "The New York Times" no hizo ningún comentario al respecto. "Se trata claramente de una edición falsificada del 'Times'. De momento buscamos recabar mayor información al respecto", informó una portavoz.

Los autores, una coalición de organizaciones pacifistas y liberales, revelaron haber trabajado seis meses en sus páginas e indicaron que la impresión de los ejemplares se logró mediante la colaboración de miles de voluntarios en Nueva York y otras ciudades estadounidenses.

El grupo "The Yes Men" anteriormente se hicieron pasar por autoridades de la Organización Mundial de Comercio y anunciaron la disolución del organismo. Los activistas fueron objeto de un libro y un documental en 2004.

Dejá tu comentario

Te puede interesar