2 de mayo 2007 - 00:00

Fidel no se mostró y alimenta nuevas dudas

El dictador cubano, Fidel Castro, estuvo ausente ayer en el desfile del 1 de mayo en la Plaza de la Revolución, tras días de expectativa sobre su eventual reaparición y retorno al poder, tras nueve meses de convalecencia.

El líder cubano, quien a sus 80 años se recupera de una crisis intestinal, fue representado por su hermano Raúl, a quien le cedió el mando temporalmente el 31 de julio, en el acto central de la movilización de seis millones de personas en todo el país. En esta fecha simbólica, Castro publicó un artículo en el que pide una «revolución energética» mundial, elogiado por el orador del acto, el secretario general de la central sindical, Salvador Valdés.

En su editorial, el cuarto en un mes, criticó el plan de producción de etanol de Estados Unidos y Brasil, y pidió que se analizara el tema en este 1 de mayo, junto a la protesta por «la liberación de un monstruo del terrorismo», el anticastrista Luis Posada Carriles.

En el artículo, Castro senaló que «nada me anima contra Brasil. Para no pocos brasileños, sobre los que no cesan de martillar argumentos en un sentido u otro, capaces de confundir a personas tradicionalmente amigas de Cuba, pareceríamos aguafiestas a los que no les importa perjudicar el ingreso neto de moneda exterior de ese país». Sin embargo, dijo que «guardar silencio» ante el acuerdo entre Lula da Silva y George Bush sería como «optar entre la idea de una tragedia mundial y un supuesto beneficio para el pueblo de esa gran nación (Brasil)». Ondeando banderas de Cuba y con pancartas contra Posada Carriles, más de medio millón se congregaron en la Plaza de la Revolución, donde muchos -incluidos algunos de los 1.645 invitados de 42 países- se mostraron decepcionados porque Castro no apareció. Los rumores se habían disparado el fin de semana luego de que el presidente boliviano Evo Morales dijera estar «seguro» de que el 1 de mayo el líder cubano reasumiría la presidencia. «Esto demuestra que su salud no es buena, porque muchas personas esperaban que apareciera, incluso hasta un presidente, Evo. Todo parece indicar que todavía no está en condiciones», comentó el economista opositor Oscar Espinosa Chepe.

Dejá tu comentario

Te puede interesar