Crece el escándalo: una tercera mujer denunció por acoso al gobernador de Nueva York

Mundo

Andrew Cuomo intentó besarla durante una boda, luego de tocarle la parte baja de la espalda, relató la mujer.

Una tercera mujer acusó al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, de acoso sexual, aunque a diferencia de las dos anteriores víctimas, ésta no trabajó junto a la figura demócrata.

Según publicó el diario The New York Times, la mujer, identificada como Anna Ruch, de 33 años, relató que Cuomo le preguntó si podía besarla mientras ponía sus manos en sus mejillas en una boda en la que coincidieron en septiembre de 2019 en la ciudad de Nueva York.

Ruch, quien se sintió "incómoda" y "avergonzada" tras lo ocurrido, detalló que no conocía al gobernador hasta ese día. Así, especificó que se acercó para agradecerle que pronunciara un brindis por los recién casados y, tras ello, él puso repetidamente su mano en la parte baja de su espalda, mientras ella se la retiró.

Fue entonces cuando Andrew Cuomo señaló que Ruch parecía "agresiva", puso sus manos en sus mejillas y le preguntó si podía besarla.

"Estaba muy confundida, en shock y avergonzada", declaró la víctima, cuyo testimonio fue corroborado por un amigo, mensajes de texto de la época y fotografías del evento. "Volví la cabeza y no tuve palabras en aquel momento", lamentó.

Un vocero de Cuomo citado por The New York Times no se refirió específicamente a la nueva denuncia de acoso sexual y remitió al comunicado que el gobernador emitió el domingo, un texto en el que reconoció que algunas cosas que había dicho podrían haber sido "malinterpretadas como flirteo".

Las otras dos denunciantes trabajaron con el gobernador, a diferencia de Ruch, que fue miembro de la administración de Barack Obama y de la campaña presidencial de Joe Biden en 2020.

Charlotte Bennet, de 25 años, aseguró que Andrew Cuomo le hizo preguntas sobre su vida sexual y le planteó si se había acostado con hombres mayores. Por su parte, Lindsey Boylan afirmó que le realizó comentarios inapropiados y que la besó sin su consentimiento.

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, informó el domingo de la apertura de una investigación y de que su oficina contratará a un estudio de abogados para supervisarla. Además, aseguró que proporcionará a los investigadores la capacidad de llamar a testigos a declarar.

Dejá tu comentario