Gran Bretaña no descarta acciones militares contra Irán

Mundo

El Reino Unido consideró que no se debe descartar "ninguna opción" respecto a Irán, incluida la militar, mientras Rusia, Alemania y Luxemburgo rechazaron ésta última, al tiempo que Francia invitó a concentrarse en nuevas sanciones contra Teherán a raíz de programa nuclear.

El ministro del Exterior británico, William Hague, dijo que su país considera que no se debe descartar "ninguna opción" respecto a Irán, incluida la militar. "Todas las opciones deben estar sobre la mesa" contra Irán y su programa nuclear, dijo.

"Nosotros no lo tenemos previsto en este momento. No hacemos un llamamiento a una opción militar ni la esperamos. Pero todas las opciones deben estar sobre la mesa", reiteró.

Francia, en tanto, invitó a sus socios europeos e internacionales a concentrarse en nuevas sanciones para obligar a Irán a cooperar con la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

"Debemos prepararnos para reforzar las sanciones para evitar cualquier intervención irreparable", dijo el ministro francés Alain Juppe en Bruselas.

Rusia, en cambio, entiende que hay una "campaña orquestada" contra el programa nuclear iraní para "alimentar la tensión" e "imponer nuevas sanciones".

Se trata de un "camino" que según Rusia está "agotado", mientras sigue creyendo en la solución diplomática, dijo el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

"La campaña vinculada al último informe de la AIEA está orquestada", subrayó Lavorv durante su retorno de Honolulu, donde se desarrolló la cumbre de APEC.

"Pienso que puede servir como medio para alimentar la tensión para imponer nuevas sanciones unilaterales", agregó.

"Amenazar con sanciones y ataques aéreos, significa sólo hacer alejar y no acercar la posibilidad de una solución negociable" con Teherán, explicó Lavrov.

"La situación iraní está siguiendo un guión escrito por alguien. El guión parece un intento de acabar con el régimen", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

También Alemania se manifestó absolutamente contraria a considerar la opción militar en Irán. "Si Irán rechaza cooperar con la AIEA, sanciones más severas son inevitables", expresó el jefe de la diplomacia alemana Guido Westerwelle en Bruselas.

"Pero nosotros no participamos de la discusión sobre una intervención militar. Creemos que estas discusiones son contraproductivas y las rechazamos", agregó Westerwelle.

Luxemburgo consideró también que las consecuencias de una intervención militar contra Irán "serían devastadoras".

Así se pronunció el ministro del Exterior de Luxemburgo, Jean Asselborn, quien descartó completamente esta opción, "que no llevaría a nada".

Asselborn agregó que el camino a seguir es el de las sanciones, y es necesario convencer a Pekín y a Moscú, que se oponen.

"No puedo imaginar que Rusia y China tengan interés en que Irán disponga de una bomba atómica", dijo Asselborn.

Dejá tu comentario