1 de marzo 2007 - 00:00

Histórico: EE.UU. y Norcorea retomarán las conversaciones

El subsecretariode Estadonorteamericano,Christopher Hill,tras anunciar elinicio de lasconversaciones.En Corea delSur hubo unamanifestacióncontra elrégimen dePyonyang,liderado por KimJon-Il.
El subsecretario de Estado norteamericano, Christopher Hill, tras anunciar el inicio de las conversaciones. En Corea del Sur hubo una manifestación contra el régimen de Pyonyang, liderado por Kim Jon-Il.
Washington (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Estados Unidos entablará el lunes un diálogo para la normalización de relaciones bilaterales con Corea del Norte, un régimen que en su día fue incluido por el presidente estadounidense George W. Bush en el «eje del mal». Como señal de que la tensión se ha aflojado entre los dos países, tan sólo dos semanas después de que el régimen estalinista aceptase congelar su programa nuclear, el subsecretario de Estado norteamericano, Christopher Hill, y el viceministro de Relaciones Exteriores norcoreano, Kim Kye-Gwan, tienen previsto reunirse el 5 y 6 de marzo en Nueva York, anunció el Departamento de Estado.

Pautado en el acuerdo firmado el 13 de febrero en Pekín por China, Japón, Rusia, Estados Unidos, Corea del Sur y Corea del Norte, este encuentro será «una primera conversación» entre los dos países sobre la «normalización» de sus relaciones, afirmó el portavoz del Departamento de Estado, Sean Mc-Cormack.

Aunque en principio no se espera una declaración conjunta, al final de los dos días de reuniones éstas deberían favorecer la organización de futuros encuentros del «grupo de trabajo» de ambos países previsto en el citado acuerdo, agregó.

Se trata de «conversaciones preliminares» para abordar cuestiones de organización, mientras el meollo del asunto quedará en manos de las negociaciones multilaterales entre seis partes, cuyo principal objetivo es el desmantelamiento del programa de armas atómicas y del arsenal nuclear norcoreano, dijo el portavoz. «No lo considere como una reunión que vaya a producir resultados inmediatos» porque «queda mucho trabajo por hacer», dijo.

Las relaciones norcoreanoestadounidenses están muy tensas desde la guerra de Corea hace más de 50 años. Bush las crispó aun más al afirmar en 2002 que el régimen norcoreano formaba parte de un «eje del mal», que integraban asimismo Irán y Irak del ex presidente Saddam Hussein. Luego cerrado el régimen de Kin Jon-Il reconoció estar fabricando armas nucleares, lo que terminó de empeorar la situación.

  • Ayuda energética

    El acuerdo multilateral de febrero estipula que Corea del Norte cerrará su principal instalación nuclear a cambio de una millonaria ayuda energética y la promesa de iniciar contactos para establecer relaciones diplomáticas con Washington. En una primera fase, Corea del Norte empezaría a recibir 50.000 toneladas de combustible a cambio de cerrar el reactor de Yongbyon.

    Como parte de la normalización, Estados Unidos acordó poner en marcha el proceso para borrar a Corea del Norte de su lista oficial de Estados terroristas y aliviar las sanciones comerciales impuestas a la nación comunista.

    McCormack reconoció que estas iniciativas están siendo examinadas, pero reconoció que llevarían su tiempo. El proceso de normalización debería durar varios años y «el objetivo inmediato (de las negociaciones) es trabajar sobre la cuestión nuclear», recordó.

    El acuerdo de febrero suscitómalestar entre los dirigentes estadounidenses partidarios de la línea dura, como el ex embajador en Naciones Unidas, John Bolton, quien lo considera como un síntoma de debilidad, al ofrecer ventajas económicas y diplomáticas sin que se hayan tomado medidas concretas de desarme.

    Como contrapartida, otros funcionarios norteamericanos estimaron que Corea del Norte dio muestras de «buena fe» al invitar la semana pasada a su país al director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar