Incendios en el oeste de EEUU cubren de humo la ciudad de Nueva York

Mundo

Esta mañana, el índice de calidad del aire subió a 157 en Manhattan. Una cifra más alta que el umbral de 100, que genera problemas de salud, según la organización sin fines de lucro de datos climáticos Berkeley Health.

Los incendios forestales que arden desde hace varios días que arrasaron 13 estados en el oeste de Estados Unidos y parte de Canadá están cubriendo con una densa capa de humo a la ciudad de Nueva York, por lo que los expertos sanitarios advirtieron que la calidad del aire en estas condiciones es dañina para la salud.

Esta mañana, el índice de calidad del aire subió a 157 en Manhattan, la cifra más alta que el umbral de 100 que genera problemas de salud, según la organización sin fines de lucro de datos climáticos Berkeley Health, informó la agencia ANSA.

Las autoridades sanitarias advirtieron que las personas vulnerables, incluidas las mujeres embarazadas y los ancianos, pueden experimentar algunas dificultades para respirar, además de irritación de garganta y ojos llorosos cuando se expongan al aire.

Las imágenes publicadas hoy en medios locales mostraban que el sol lucía un rojo anaranjado debido a las condiciones provocadas por la llegada del humo de los incendios.

Las condiciones climáticas se producen después de que al menos 83 incendios forestales arrasaron en los últimos días 13 estados en el oeste de Estados Unidos, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos.

Muchos de los incendios todavía están ardiendo, impulsados por los vientos y las altas temperaturas.

"Estamos viendo muchos incendios que producen una enorme cantidad de humo, y para cuando el humo llega a la parte este del país, donde generalmente se diluye, hay tanto humo en la atmósfera de todos estos incendios que todavía es bastante grueso", dijo a USA Today David Lawrence, experto del Servicio Meteorológico Nacional.

Los meteorólogos habían advertido la semana pasada que los incendios seguramente llegarían a la costa este del país, y provocarían problemas para la salud.

De acuerdo a las características que tengan los incendios, las nubes de humo pueden viajar cientos de kilómetros.

A fines de la semana pasada, las densas nubes de humo eran visibles sobre la región de los Grandes Lagos de Estados Unidos, en el corazón del país.

El meteorólogo Carl Erickson había advertido en una entrevista con el New York Post, que la densa capa de humo llegaría a la ciudad de Nueva York a partir del martes.

"Lo que normalmente habría sido un bonito día soleado con cielo azul probablemente tendrá ese aspecto lechoso y brumoso en el cielo", dijo Erickson y agregó que "podría haber puestas de sol bastante hermosas, realzadas y vibrantes por ese humo".

Los meteorólogos señalaron que los vientos podrían despejar a partir del fin de semana gran parte de las nubes de humo.

Dejá tu comentario