Irak: 237 muertos en el fin de semana más sangriento del año

Mundo

Bagdad (EFE, ANSA, AFP, Reuters) - Al menos 41 personas perdieron la vida y varias decenas más resultaron heridas en la jornada de violencia que azotó ayer a Irak, al día siguiente de que el país fuese escenario del más mortífero atentado en lo que va del año. Así, el saldo del fin de semana sangriento llegó a por lo menos 237 víctimas fatales.

El ataque contra un convoy de reclutas fue perpetrado con un camión cargado de explosivos cuando la caravana se desplazaba desde la provincia de Al-Anbar, al oeste del país. Allí murieron 23 personas y otras 27 sufrieron heridas, reportaron fuentes de las fuerzas de seguridad y el Ejército.

La red de televisión Al-Jazeera dijo que el ataque se produjo en cercanías de la ciudad de Al-Haswa, 50 kilómetros al sur de Bagdad.

Fuentes locales manifestaron que los jóvenes fueron reclutados por el ejército en Al-Anbar, donde los jefes regionales mantienen un acuerdo para combatir la presencia de Al-Qaeda en la región.

Otras once personas murieron en tres ataques con coche bomba en Bagdad, seis de ellas en una calle del distrito chiita de Karrada, centro de la capital, informó la policía, y dos consejeros comunales perdieron la vida en Mosul, 370 kilómetros al norte de Bagdad.

  • Ataques

    En dos ataques lanzados por la mañana en Bagdad murieron dos coroneles y dos guardias. El primer ataque fue perpetrado cuando el coronel Abdul Karim Hamid, comandante de las Fuerzas de Protección del Ministerio de Electricidad, atravesaba el barrio Al-Suleikh en automóvil junto a dos guardias. Otro coronel del Ejército, Jawad Kazem al-Saadi, fue muerto a tiros en la zona de Al-Qahera, periferia de Bagdad.

    En tanto, tres hombres armados atacaron en Kirkuk la sede de la Unión Patriótica del Kurdistán, partido del presidente Jalal Talabani. Uno de los atacantes murió en enfrentamientos con los servicios de seguridad del partido, dijeron fuentes locales.

    Dos soldados estadounidenses murieron en sendos ataques en Irak en las últimas 48 horas, anunció ayer el Ejército de ese país.

    Un militar murió en un ataque suicida con un coche bomba al oeste de Bagdad. Tres soldados resultaron heridos en el ataque de ayer, añadió el ejército.

    Otro uniformado había muerto el sábado a causa de una explosión cerca de su vehículo en la provincia de Salaheddin, en el norte del país, episodio que dejó además cuatro militares heridos.

    Estos decesos elevaron a 3.601 el número de militares y personal asimilado estadounidense muertos desde la invasión en 2003.

    Por otro lado, un soldado británico murió a raíz de las heridas que sufrió en un ataque entre viernes y sábado en Basora, sur de Irak, por lo cual son tres los militares de esa nacionalidad que perdieron la vida el fin de semana.

    El militar participaba de una operación de rastrillaje en la cual perdió la vida otro soldado y dos sufrieron heridas.

    El embajador estadounidense en Irak, Ryan Crocker, informó que dos iraquíes empleados de la sede diplomática, desaparecidos desde mayo, fueron hallados sin vida e identificados por reconocimiento de huellas dactilares.

    Los empleados, Hazim Hanna y su esposa Enel Meskoni, fueron secuestrados en mayo y su muerte reivindicada el 31 de ese mes por el Estado Islámico en Irak, alianza de grupos armados sunitas vinculados a la red Al-Qaeda.
  • Dejá tu comentario