Irán busca blancos para su "represalia de pesadilla"

Mundo

Teherán - Irán está analizando hasta 13 escenarios distintos para su venganza por el asesinato del general Qasem Soleimani, reveló ayer el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Alí Shamjaní, quien prometió una “pesadilla histórica” para Estados Unidos.

“La operación para vengar la sangre del gran héroe de la nación iraní no será única”, expresó Shamjaní, según informó la agencia de noticias iraní Tasnim. “Incluso el más leve de los trece escenarios de venganza será una pesadilla histórica para Estados Unidos”, enfatizó.

“Si las fuerzas estadounidenses no abandonan nuestra región en forma vertical, por sus propios pies, entonces nos aseguraremos de que sus cadáveres salgan en forma horizontal”, amenazó.

El oficial aseguró que Irán está observando los cuarteles y bases estadounidenses en la región y está informado sobre la cifra de tropas y equipamiento de que disponen. “Los estadounidenses saben que son vulnerables. Han cambiado su táctica concentrando sus fuerzas y centralizándolas en sus bases”, añadió.

Preguntado sobre la eventualidad de que Estados Unidos entable una guerra con Irán, Shamjaní resaltó que “esta no es la primera vez que nos enfrentamos a las estúpidas amenazas de los ‘cowboys’”.

“Hace 40 años que los estadounidenses están buscando sus intereses perdidos en Irán y buscan la guerra, pero se trata de amenazas vacías. El mensaje de la República Islámica es claro: Estados Unidos ha asesinado a un héroe nacional y no podemos permanecer indiferentes”, refirió.

En la misma línea se pronunció ayer el comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria, teniente general Hosein Salamí, quien advirtió que Irán se vengará de forma “dura y decisiva”.

Salamí se deshizo en elogios a Soleimani, que era el comandante de la Fuerza Quds, encargada de las operaciones fuera de Irán de la Guardia Revolucionaria, entre ellas el apoyo a las milicias chiitas en Irak, al calificarlo de “valiente y leal” y que en la historia nunca ha habido “uno igual que él”. “Su influencia va más allá de las fronteras de Irán y el mundo islámico” y eso lo convirtió en un modelo de resistencia”, ponderó.

El poderoso general fue asesinado el pasado viernes en un bombardeo selectivo ordenado por el presidente estadounidense, Donald Trump, en el aeropuerto de Bagdad, en el que también falleció un líder de las milicias chiitas iraquíes, Abu Mahdi al Mohandes (ver nota aparte).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario