Italia: manifestaciones anticuarentena tras cierres de gimnasios, teatros y cines termina en represión policial

Mundo

El gobierno italiano ordenó el cierre de cines, teatros y gimnasios, además de restringir horarios de restaurantes y bares. Las medidas que buscan frenar la curva de contagios generaron descontento. La cifra de casos creció de 2.500 por día a principios de octubre, a más de 17.000 en las últimas horas.

Miles de personas volvieron a manifestarse este lunes en Italia contra las restricciones anunciadas el domingo para frenar el covid-19, unas protestas que terminaron con enfrentamientos entre manifestantes y policías en varias grandes ciudades.

El cierre de cines, teatros y gimnasios y los horarios reducidos para bares y restaurantes, que deberán cerrar a partir de las 18H00 (17H00 GMT), acentuaron el malestar en un país que aplicó un estricto confinamiento de dos meses en la primavera boreal y que este año sufrirá su peor recesión económica desde la Segunda Guerra Mundial.

Tras las tensas manifestaciones del fin de semana, las protestas se repitieron este lunes, tanto en el norte como en el sur de Italia.

En Milán, capital de la rica región de Lombardía (norte), donde hay el mayor número de contagios, varios centenares de manifestantes se confrontaron por la noche con las fuerzas de seguridad. Hubo incendios de papeleras, ataques vandálicos contra tranvías y vitrinas de comercios rotas, según imágenes de cadenas de televisión italianas.

Milan Italia manifestación anticuarentena.mp4

El momento en que un grupo de manifestantes lanza una molotov contra un patrullero en Milan, Italia.

Los manifestantes también lanzaron botellas de vidrio, bengalas de humo y cócteles molotov a los agentes antidisturbios, que respondieron con gases lacrimógenos.

Incidentes similares se reprodujeron en Turín, otra localidad norteña, donde la policía detuvo a varios manifestantes.

En Nápoles, la principal ciudad del sur de Italia, varios miles de personas pidieron la dimisión del presidente de la región de Campania en una protesta en la que se produjeron enfrentamientos esporádicos entre jóvenes encapuchados y la policía.

italia.jpg

Las fuerzas de seguridad también tuvieron que intervenir en la pequeña localidad de Pesaro, donde el propietario de un restaurante decidió invitar a 90 personas para expresar su rechazo a bajar la persiana de su local a las 18H00. "Podéis detenerme, no cerraré", aseguró.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, presentará el martes medidas de apoyo a las actividades y profesiones más afectadas por las restricciones.

La pandemia contagió a más de 500.000 personas en Italia, donde fallecieron más de 37.000 personas.

Las nuevas medidas, que incluyen una "fuerte recomendación" para que no haya desplazamientos internos, se dan en medio de una importante suba de los casos, que pasaron de un promedio de 2.500 al día en la primera semana de octubre a los 17.012 informados este lunes.

Si bien los números parecen un fuerte descenso frente a los 21.273 contagios divulgados ayer, este lunes se hicieron casi 35.000 test menos que el domingo, por lo que la tasa de positividad subió casi al 13.5%, frente al 9.5% promedio de la semana pasada.

Hasta el momento, 37.479 personas murieron en Italia desde el inicio de la pandemia, incluidas 141 víctimas anunciadas hoy.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario