La ley de seguridad china debutó en Hong Kong con represión: 370 arrestos

Mundo

Sus detractores afirman que la medida atenta contra la independencia judicial de la excolonia británica.

Pekín - La policía de Hong Kong efectuó los primeros arrestos por violaciones a la ley sobre la seguridad nacional poco después de su entrada en vigencia, cuando miles de personas se congregaron en Causeway Bay y Wan Chai, y desafiaron así las prohibiciones para manifestarse.

La controvertida ley de seguridad nacional con la que Pekín se atribuye nuevos poderes sobre Hong Kong es temida como una amenaza a las libertades de protesta y expresión.

Ayer a la tarde, el balance de las fuerzas del orden fue de 370 arrestos por manifestaciones consideradas ilegales. De hecho, hubo enfrentamientos que implicaron el uso de gases lacrimógenos, cañones hidrantes y gas pimienta, justo en el 23 aniversario del regreso de los territorios de Hong Kong a la soberanía de Pekín.

“No nos rendiremos nunca, no es momento de rendirse”, escribió el activista pro-democracia Joshua Wong, quien subió a su cuenta de Twitter una foto con miles de personas por las calles, movilizándose pese al nuevo clima.

“Es un día de gran significado histórico”, dijo la gobernadora, Carrie Lam, en ocasión de la tradicional izada de bandera conmemorativa, y se mostró conforme con una ley que implica un giro “para llevar a Hong Kong fuera del impasse actual y restablecer la estabilidad y el orden”. Muchas personas, por el contrario, temen que la aplicación de la normativa, llena de puntos oscuros, termine por minar los derechos y las libertades, que China había prometido mantener en la región por un período de 50 años, hasta 2047.

Unos 27 países, entre ellos, el Reino Unido, Francia y Alemania, promovieron una reprimenda verbal al Consejo de Derechos Humanos de la ONU dirigida a China para que reconsidere la ley.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario