La medicina cubana no alcanzó a Fidel

Mundo

Madrid (EFE, AFP, ANSA) - El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, confirmó ayer que el jefe de Cirugía del hospital público Gregorio Marañón, José Luis García Sabrido, viajó el pasado jueves a La Habana para examinar la posibilidad de operar nuevamente a Fidel Castro.

El representante del gobierno regional madrileño -controlado por el centroderechista Partido Popular- explicó que «el gobierno cubano ha decidido utilizar a uno de nuestros magníficos profesionales, en este caso del Gregorio Marañón, en la atención a su presidente». Además, añadió que desde junio último el sistema público sanitario de la región de Madrid «viene enviando medicamentos, a instancias del gobierno de Cuba, a través de su embajada».

  • Patología

    El consejero rehusó precisar qué tipo de material médico ha sido enviado « porque revelaría la patología del paciente» y, por tanto, vulneraría la confidencialidad médica y la política informativa de «secreto de Estado» que sigue el régimen comunista de La Habana.

    Según medios internacionales, Castro sufriría de cáncer terminal.

    Lamela aseguró que seguirán «dando el apoyo y la asistencia» que el gobierno cubano «pueda demandar en cada momento», y recordó que el auxilio en materia sanitaria es «una obligación internacional».

    «Cuando un gobierno solicita ayuda o colaboración, las administraciones sanitarias los prestan», añadió.

    Lamela hizo estas declaraciones en el hospital Niño Jesús de Madrid, que visitó con la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, para felicitar por la Navidad a los médicos de guardia y a algunos de los pequeños ingresados.

    El hermano de Fidel Castro, Raúl, ejerce de modo provisional la presidencia de Cuba desde que el 31 de julio pasadoel veterano gobernante de 80 años anunció que delegaba sus cargos tras ser sometido a una operación por un mal que se mantiene como «secreto de Estado».

  • Diario

    El diario español «El periódico de Cataluña» había informado el domingo que García Sabrido viajó el pasado jueves a Cuba para hacer un diagnóstico de la salud del dictador. En una información de primera plana que indicó que «la salud de Castro continúa deteriorándose», el diario señaló que el cirujano español, de prestigio profesional reconocido, viajó a La Habana para ofrecer su dictamen sobre el procedimiento médico necesario «para detener el progresivo deterioro» de la salud del gobernante. Según la misma fuente, el médico español viajó a Cuba en un avión fletado por el gobierno de la isla.

    García Sabrido es especialista en cirugía general y del aparato digestivo.

    El medio catalán añadió que el avión mencionado «trasladó material clínico de última generación del que no se dispone en La Habana, en previsión de posibles intervenciones quirúrgicas o de nuevos planteamientos terapéuticos».
  • Dejá tu comentario