Laborismo abandona a Olmert

Mundo

Jerusalén - El Partido Laborista de Israel, que forma parte de la actual coalición de gobierno, decidió ayer apoyar una medida promovida por su líder y ministro de Defensa, Ehud Barak, destinada a disolver el Parlamento (Knesset), lo que, de ocurrir hoy, precipitaría la caída del primer ministro Ehud Olmert. La decisión aumenta las presiones sobre el premier para que renuncie tras el último caso de corrupción que se cierne sobre él y por el que es actualmente investigado. El jefe del Ejecutivo había amenazado recientemente con destituir a los ministros laboristas si abogaban por que renuncie a su cargo. La oposición tiene previsto presentar hoy una moción de censura a Olmert, que deberá ser aprobada en tres lecturas para que el mandatario se vea obligado a dimitir y se convoque a elecciones generales, que, en principio, tendrían que realizarse recién en 2010. El Partido Laborista insistía hasta ahora en que seguiría siendo socio del actual Ejecutivo a condición de que el partido de Olmert, Kadima, nombrase un nuevo dirigente para sucederlo.

Dejá tu comentario