Lacalle Pou coquetea con romper el Mercosur: "Si se quiere acompañar, se acompaña. Si no, con gusto vamos solos"

Mundo

El Presidente uruguayo puso sobre la mesa nuevamente la discusión en torno a una posible flexibilización del Mercosur para lograr acuerdos de libre comercio y criticó la postura proteccionista de Brasil y Argentina.

El Presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou insistió nuevamente con flexibilizar Mercosur y advirtió a Brasil y a la Argentina: "Si se quiere acompañar, se acompaña. Si no, con gusto vamos solos". El mandatario brindó un discurso en un evento desarrollado por el diario Clarín "Democracia y Desarrollo" e insistió con la necesidad de que Uruguay "se abra al mundo".

"El deber mío como presidente de la República es: "ábranme al mundo". Lo que decimos a Argentina, lo que le decimos a Brasil es que entendemos que a veces tienen cierto proteccionismo, somos la quinta región más proteccionista del mundo, pero Uruguay tiene que romper con ese concepto. Si se quiere acompañar, se acompaña. Si no, con gusto vamos solos, y no vamos a violentar el Mercosur al cual pertenecemos", expresó Lacalle Pou.

A su vez, aclaró con contundencia la postura de Uruguay: "Lo dijimos en todos los foros, los sostenemos y después de la medida que tomó Brasil, más claro queda que el Mercosur se tiene que modernizar y que la flexibilización a la cual nosotros hacemos referencia está más vigente que nunca. Uruguay ha empezado un estudio de factibilidad en conjunto con China, ese es el camino que decidimos seguir y el que vamos a continuar".

Pero no es la primera vez que Lacalle Pou "coquetea" con una posible salida del Mercosur. A mediados del año pasado, el Presidente de Uruguay calificó de "lastre" al Mercosur. "Obviamente que el Mercosur pesa, obviamente que su producción pesa en el concierto internacional, lo que no debe y no puede ser es que sea un lastre. No estamos dispuestos a que sea un corset del que nuestro país no pueda moverse", disparó el uruguayo al tiempo que cuestionó la falta de avances en la flexibilización del bloque para que cada país pueda firmar tratados de libre comercio.

Esto provocó una dura reacción de Alberto Fernández: "Si nos hemos convertido en una carga, lo lamento, no queríamos ser una carga para nadie. Una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si la carga pesa mucho". "Terminemos con esas ideas que ayudan tan poco a la unidad. No queremos ser lastre de nadie, si somos un lastre, que tomen otro barco, pero lastre no somos de nadie. Para mí es un honor ser parte del Mercosur", insistió el presidente.

Luego, una visita diplomática del mandatario uruguayo a la Argentina apaciguó la disidencia. Sin embargo, el tema parece seguir sobre la mesa.

Dejá tu comentario