Militares retirados y armados marcharon en Lima contra el "fraude" electoral

Mundo

Protestaron contra el eventual triunfo del izquierdista Pedro Castillo, reivindicando las denuncias de la derechista Keiko Fujimori

Cientos de militares retirados se manifestaron la noche del martes en una plaza de Lima en rechazo al supuesto "fraude" en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 6 de junio en Perú, en sintonía con las denuncias de la candidata derechista Keiko Fujimori.

El gobierno interino del centrista peruano Francisco Sagasti, y los observadores internacionales aseguraron que las elecciones fueron limpias, pero Fujimori y sus partidarios insisten en que hubo fraude en favor del candidato de izquierda Pedro Castillo, quien resultó primero por estrecho margen en el escrutinio final, aunque falta que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) resuelva las impugnaciones antes de proclamar al vencedor.

Embed

"Nosotros queremos la verdad, queremos que el Jurado revise todos los pedidos que se hicieron en las mesas de sufragio", dijo el general Fernando Ordóñez, retirado de la Fuerza Aérea, en el mitin que se realizó en el Óvalo Quiñones de Lima, donde colocaron banderas peruanas y pancartas contra el comunismo.

Muchos militares vestían sus uniformes o camperas de piloto, así como boinas y gorras de las instituciones en las que sirvieron, y algunos incluso portaban sus espadas o sables, días después de que hubiera críticas al bando de Castillo porque campesinos portaban sus machetes en un mitin en Lima.

"El comunismo no puede entrar a este país. Somos un país que tiene mucha riqueza, pero hay desigualdades, tenemos que trabajar en esto, pero no de esta forma", dijo a la AFP el capitán de navío retirado Jorge del Águila.

Estados Unidos respaldó el proceso electoral y elogió a las autoridades peruanas por la "manera segura" en que condujeron la segunda vuelta de unas "elecciones libres, justas, accesibles y pacíficas", a pesar de la pandemia.

La manifestación de los militares fue convocada después de que el presidente Sagasti condenara los llamados de oficiales jubilados a las Fuerzas Armadas para impedir que Castillo sea proclamado vencedor.

"Es inaceptable que un grupo de personas retiradas de las Fuerzas Armadas pretenda incitar a los altos mandos del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea para que quebranten el estado de derecho", se quejó Sagasti el viernes.

Sus palabras enardecieron a muchos oficiales jubilados, que las interpretaron como un velado apoyo a Castillo, un maestro rural de Cajamarca.

"El plantón es para mostrar nuestro rechazo a las palabras del presidente encargado, que ha tratado de amenazar por nuestras cartas", dijo el almirante retirado y legislador electo José Cueto.

La hija del expresidente Alberto Fujimori, preso por delitos de lesa humanidad, comenzó a denunciar fraude cuando Pedro Castillo la superó en el lento escrutinio, sin aportar pruebas contundentes.

El escrutinio del 100% de las mesas de sufragio culminó hace una semana y dio un 50,12% al izquieridsta, con 44.000 votos de ventaja sobre la aspirante de derecha, que obtuvo 49,87%.

Temas

Dejá tu comentario