Llamativa protesta contra Ahmadinejad de estudiantes

Mundo

Teherán (Reuters, ANSA, Télam) - Unos cien estudiantes iraníes protestaron ayer contra el controvertido presidente ultraislamista Mahmud Ahmadinejad al grito de «muerte al dictador», poco antes de que éste diera un discurso en la Universidad de Teherán.

«Ahmadinejad es Pinochet. Irán no se convertirá en Chile», cantaban los estudiantes en el campus de la principal casa de estudios del país, en una protesta para exigirla libertad de alumnos detenidos, informó la agencia de noticias iraní «Fars».

  • Choques

    Los estudiantes fueron confrontados por un grupo rival de alumnos que apoyaba a Ahmadinejad, quienes empujaron a los manifestantes y los repudiaron al grito de «¡hipócritas, váyanse de la universidad!».

    Los estudiantes -como ya había ocurrido en diciembre último- intentaron abandonar el campus e ingresar en el edificio para continuar su protesta, pero fueron frenados por policías, con quienes también intercambiaron empujones y forcejeos. «Libertad a los estudiantes detenidos», coreaban los manifestantes de la protesta de ayer. «Presidente revolucionario, nosotros te apoyamos», respondieron los pro Ahmadinejad.

    A fines de 1990, los estudiantes fueron el principal bastión de apoyo a las reformas sociales y políticas que impulsaba el entonces presidente Mohamed Khatami. Muchos se desilusionaron después, cuando las reformas no se materializaron.

  • Promesa

    Ahmadinejad llegó al poder en 2005 con la promesa de distribuir con mayor justicia los dividendos obtenidos por el petróleo del país y regresar a las ideas revolucionarias.

    Sus críticos, tanto reformistas como conservadores, dicen que sus políticas dispararon la inflación y que sus discursos provocativos (sobre el plan nuclear, desconociendo el Holocausto o llamando a la destrucción de Israel) hicieron que el país sufriera sanciones internacionales.

    Bajo su mandato regresaron las lapidaciones hasta la muerte de adúlteros, homosexuales y disidentes, suspendidas durante el mandato de Khatami.
  • Dejá tu comentario