Nueva derrota de Evo Morales: Tarija votó (80%) por autonomía

Mundo

La Paz (EFE, AFP, Reuters, ANSA, DPA) - El departamento (provincia) de Tarija, que tiene 85% de las reservas de gas de Bolivia, aprobó su autonomía con 80% de los votos -según resultados de boca de urna- en un referendo considerado ilegal por el gobierno y que fortalece la oposición regional al presidente Evo Morales. La votación en esta región ubicada al sur del país, fronteriza con la Argentina y Paraguay, se desarrolló en medio de tensiones entre sectores leales al gobierno y organizaciones civiles que apoyan las autonomías frente al centralismo de La Paz.

Según los primeros recuentos emitidos por la red privada de televisión «ATB», el Sí a la autonomía obtuvo 80,3% y el No 19,7%, con una abstención cercana a 35%. Los resultados oficiales parciales comenzaron a divulgarse al cierre de esta edición y las cifras finales estarán listas recién mañana, dijo el director de Informática del tribunal electoral, Fernando Cortez.

Según el prefecto ( gobernador) de Tarija, Mario Cossío, «esta jornada va a marcar una página en nuestra historia nacional» y un punto de quiebre hacia una lucha por instaurar regímenes autonómicos en los nueve departamentos de Bolivia. Asimismo aseguró que la región «no se apropiará» de las reservas de gas natural -que es comercializado a varios países de la región, entre ellos la Argentina- en respuesta a una denuncia de Morales. Con este triunfo del Sí, Tarija se suma a Santa Cruz, Beni y Pando, que aprobaron sus autonomías en los últimos dos meses.

Los prefectos de Cochabamba y La Paz también apoyan las autonomías, pero sus poblaciones votaron por el No en un referendo de julio de 2006. No obstante, los prefectos opositores se reunirán hoy y el jueves para evaluar el impulso a las autonomías en los nueve departamentos del país, aseguró el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas.

  • Frente

    En el otro frente, el gobierno reiteró que el referendo en Tarija es ilegal. «No puede haber un estatuto autonómico sin que antes se modifique la Constitución. Por lo tanto, el gobierno ha declarado claramente que este referéndum no tiene ningún efecto legal y tampoco va a tener repercusión en el futuro», afirmó el vocero de gobierno Iván Canelas.

    Durante la jornada, manifestantes del pro gubernamental Movimiento de los Sin Techo (MST) cortaron una ruta que une Tarija con Potosí y La Paz en contra del referendo autonómico, mientras que en barrios periféricos jóvenes de Santa Cruz y Beni, calificados por la prensa como grupos de choque simpatizantes de la autonomía, controlaron la circulación de vehículos. En Yacuiba y Bermejo continuaba un corte de rutas iniciado el sábado con el propósito de impedir la realización del voto.

    El sábado un taco de dinamitaexplotó en Yacuiba frente a una cadena de televisión privada favorable a la autonomía, causando daños materiales. Por este episodio se detuvo a un miembro del Ejército, pero el gobierno negó tener implicación en el hecho. Tras el referendo de Tarija, que aporta cerca de 13% del PBI boliviano queda configurado el bloque autonómico de cuatro regiones, conocidas como la «media luna», que ejercen una gran presión contra Morales.

    El cierre de esta cadena de consultas autonómicas desembocará, según todos los indicios, en una fuerte confrontación entre la derecha, que sustenta las autonomías, y el gobierno de Morales, que apuntala una nueva Constitución de corte estatista, prolongando la crisis política nacional.
  • Dejá tu comentario