Obama da último paso esta semana

Mundo

San Juan (EFE, Reuters) - Hillary Clinton ganó ayer por amplio margen en las primarias demócratas de Puerto Rico, pero eso no le permite alterar la relación de fuerzas en la carrera por la candidatura presidencial demócrata, al punto que Barack Obama podría proclamar su triunfo mañana, no bien se vote en los últimos dos estados.

La victoria de Clinton, por un margen de 68% a 32% según las proyecciones, había sido vaticinada por los sondeos previos. Anoche, la ex primera dama apareció en TV con gesto apagado, agradeció a los votantes y resaltó que viene imponiéndose en el voto popular -aunque no en el número de delegados-. Con ello quiso significar que seguirá en la lucha por intentar convencer a los últimos superdelegados indecisos -funcionarios del partido con derecho a voto en la convención de agosto-, aunque el tono general de su mensaje fue, al decir de analistas, casi «de despedida».

La participación electoral en la isla fue mucho más reducida que la esperada, a tenor de la escasa afluencia de votantes en los colegios electorales de San Juan, y se calcula que la abstención llegó a 80% de los inscriptos.

Aunque Hillary se alzó con la mayor parte de los 55 delegados en disputa, el resultado no altera la relación de fuerzas entre ambos en la carrera a la convención de agosto, para la que Obama contaba antes de la votación de ayer con 2.052 delegados -tanto elegidos como «superdelegados»-, apenas 67 menos que la mayoría de 2.118 que le permitiría proclamarse candidato presidencial demócrata. Clinton, por su parte, disponía de 1.877 delegados, a falta solamente de las dos últimas primarias de mañana en Montana y Dakota del Sur, donde Obama es favorito. La decisión partidaria sobre las controvertidas votaciones en Florida y Michigan acercó más al senador negro a su objetivo.

  • Intento

    Con todo, la senadora por Nueva York intenta aún convencer a los superdelegados todavía indecisos de que la apoyen esgrimiendo que ha obtenido más votos populares que su rival.

    Una encuesta a boca de urna de la radio local NotiUno indicó que 65% de los militantes del Partido Nuevo Progresista, favorable a que Puerto Rico se anexione a EE.UU., votaron a favor de Clinton. En tanto, 53 por ciento de los militantes del Partido Popular Democrático, favorable al actual estatus de estado libre asociado, optaron por Obama.

    Los puertorriqueños pueden votar en las internas partidarias, pero, por no ser un estado de la Unión, no pueden hacerlo en las elecciones presidenciales.

    Hillary siguió la jornada electoral desde San Juan.
  • Dejá tu comentario