OEA confirmó que tratará la solicitud de Ecuador

Mundo

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, aseguró que dará toda la "atención e importancia que corresponde" a la solicitud de Ecuador para que investigue los documentos de los computadores del ex líder de las FARC "Raúl Reyes".

En su discurso en la sesión inaugural de la Asamblea General de la OEA en la ciudad colombiana de Medellín, Insulza precisó que aún no recibió una petición oficial de Ecuador, pero acusó recibo de la solicitud hecha verbalmente horas antes por la canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador.

Salvador anunció que pedirá a Insulza que analice los documentos que Colombia asegura se encontraron en los computadores del líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que murió en el ataque del 1 de marzo ordenado por Bogotá en territorio ecuatoriano.

Algunos de los documentos, que Interpol certificó no son falsificados, fueron filtrados a la prensa y revelan supuestos lazos entre el gobierno de Ecuador y las FARC. Demostrar la falsedad de ello es el objetivo que Salvador aseguró su gobierno busca con la solicitud.

El secretario general no evaluó la petición, pero sí aseguró que la publicación de los documentos "han exacerbado el debate" en el conflicto entre Colombia y Ecuador.

"Las últimas semanas han presenciado un recrudecimiento de las expresiones verbales entre países miembros, que no ayudan de manera alguna a superar las tensiones existentes", afirmó.

Insulza aseguró que "en lo fundamental este incidente debería estar superado", pero que aún quedan aspectos que "deben resolverse satisfactoriamente".

Por lo pronto, aseguró el político chileno, ya se pueden aprender lecciones de lo ocurrido. En primer lugar, Colombia tiene derecho a "solicitar el apoyo de los demás estados miembros para combatir" a las FARC. "Al mismo tiempo, sus vecinos también deben velar porque esas acciones no afecten la paz y tranquilidad de sus propios pueblos".

Insulza también aseguró que el conflicto en Bolivia entre el ejecutivo de Evo Morales y los gobiernos de la llamada "medial luna oriental" "preocupa especialmente" a la OEA porque el debate afecta a la "conservación y fortalecimiento de la democracia" y a la "preservación de la unión nacional", dos principios "muy fundamentales" para la organización.

Respecto al conflicto concreto, aseguró que es "indispensable respetar los intereses legítimos" del gobierno de La Paz y "armonizarlos con los intereses también válidos" de las autonomías.

"La solución definitiva de la crisis sólo se logrará mediante el diálogo sincero y generoso y con la participación de todos", sentenció.

En su alocución, Insulza también "saludó con entusiasmo" la reciente creación de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) entre los países del subcontinente, y que algunos ven como una amenaza a la legitimidad y la autoridad de la OEA.

Dejá tu comentario