Dieciséis empleados de la ONU siguen detenidos en una Etiopía devastada por la guerra

Mundo

Dieciséis empleados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) siguen detenidos en Etiopía, país devastado por la guerra y la pobreza. Otros seis fueron liberados por las autoridades en medio de masivos operativos, informó hoy el portavoz del organismo, Stephane Dujarric.

"Por supuesto estamos trabajando activamente con el gobierno de Etiopía para asegurar su liberación inmediata", expresó Dujarric a periodistas en la sede de la ONU en Nueva York. Fuentes de la ONU y humanitarias habían dicho a la agencia de noticias AFP que más de una docena de etíopes que trabajan para la ONU fueron arrestados en Adís Abeba durante operativos que buscaban dar con personas de la etnia Tigré, en el marco del estado de emergencia en vigor en este país en guerra.

La semana pasada, el gobierno del primer ministro Abiy Ahmed decretó un estado de excepción de seis meses ante el creciente temor de que los combatientes del Frente de Liberación del Pueblo Tigré (TPLF) y los grupos rebeldes del Ejército de Liberación Oromo (OLA) avanzaran hacia la capital.

Grupos de derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional, han denunciado las medidas de emergencia, que permiten registrar y detener sin orden judicial a cualquier persona sospechosa de apoyar a "grupos terroristas", en particular a miembros de la etnia Tigré. Miles de personas habrían sido arrestadas en este contexto desde la semana pasada.

Temas

Dejá tu comentario