Otra jornada negra en Irak: 45 muertos

Mundo

Bagdad (Télam/SNI).- Al menos cuarenta y cinco personas murieron en las últimas horas en Irak, entre ellas un periodista de la radio estatal -el tercer cronista asesinado en el mes- y 10 miembros de una misma familia, informó ayer la policía.

Un segundo periodista fue secuestrado, dijo un vocero policial, informó la agencia italiana ANSA.

El hecho más grave ocurrió en Sayafieh, un suburbio de la capital, donde una familia de 10 miembros, formada por tres niños, cinco mujeres y dos hombres, fue masacrada dentro de su casa por un grupo armado, dijeron fuentes militares.

En otro hecho de violencia, un periodista iraquí que trabajaba para la radio estatal fue asesinado en el sunnita barrio de Dora, en el sur de Bagdad, dijo la agencia Nina.

El crimen ocurrió el jueves, pocas horas después del ataque a la sede de la televisión Al Shaabiya, en el sur de la capital, que causó 11 muertos.

La nueva víctima fue identificado como Raed Kaiss, de 28 años, quien trabajaba para la radio Saut Al Iraq (Voz de Irak), que integra la red estatal de información.

Según la policía, un comando de sicarios lo asesinó con disparos de armas de fuego desde un automóvil mientras Kaiss estaba conversando frente a su casa con algunos conocidos.

Es el tercer periodista asesinado en el último mes, ya que esta semana fue hallado el cadáver, con signos de tortura, del secuestrado periodista radial Azad Mohamed Hasan, de 29 años.

Ayer también se anunció el secuestro del periodista Husam Ahmed, de la televisora Al Iraquia.

Ocho personas murieron en un atentado suicida en un mercado del oeste de Irak, cerca de la frontera con Siria, dijeron fuentes policiales.

Una persona se hizo explotar en medio de la gente que hacía sus compras en el mercado de al Qaim, 550 kilómetros al oeste de Bagdad.

En tanto en Kirkuk, norte del país, un exponente local del Baaz, el partido del derrocado presidente Sadam Hussein, fue asesinado por desconocidos.

Se trata de Kanana al-Niemy, quien fue asesinado mientras se hallaba en un negocio.

En la misma ciudad, dos hombres murieron tras atacar un puesto de control del ejército iraquí, donde cinco soldados resultaron heridos, dijeron fuentes iraquíes.

El ministro del Interior Jawad al Bolani anunció que "todos los funcionarios de mayor rango de este ministerio serán relevados".

"Tenemos una necesidad urgente de hacer cambios en este nivel", para liberar al miniserio de lo que llamó influencias sectarias, es decir, componentes del sunnismo y del chiismo, las dos ramas en la que el Islam divide a la población iraquí.

Además, 25 cadáveres fueron hallados en Bagdad, de acuerdo un parte policial difundido por la agencia local Nina.

Varios de los cuerpos presentaban signos de tortura y ninguno fue identificado.

Dejá tu comentario