Otro crucero en problemas: se incendió el "Costa Allegra"

Mundo

Más de 1.000 personas se encuentran a la deriva a bordo del crucero "Costa Allegra", cerca a las islas Seychelles, en el Océano Indico, tras un incendio que no dejó víctimas mortales, indicó este lunes la firma propietaria del navío, Costa Crociere.

Se trata de otro crucero de la compañía de navegación italo-estadounidense, propietaria del "Costa Concordia", que naufragó el pasado 13 enero frente a la isla italiana del Giglio causando la muerte de 32 personas.

"No hay muertos ni heridos", informó la compañía, que precisó que el barco a la deriva por ahora no tiene electricidad y que los primeros equipos de rescate se demorarán varias horas en llegar.

Un equipo de catorce expertos partirá este mismo lunes de Génova (norte de Italia) en un vuelo especial para dar asistencia técnica y coordinar las operaciones de rescate y remolque del barco, precisó un portavoz de la compañía de navegación.

El barco, con 627 pasajeros de varias nacionalidades, entre ellos quince españoles, dos brasileños, un uruguayo y 413 tripulantes, se encuentra a la deriva a 200 millas de las islas Seychelles.

El comandante del crucero indicó que todas las personas a bordo "se encuentran bien" y pidió a las autoridades de Seychelles que participen en las operaciones de socorro.

"El incendio en la sala de máquinas del 'Costa Allegra' fue extinguido completamente", aseguró la compañía, que indicó que varios mercantes que navegaban por la zona se van a encargar de las primeras operaciones de socorro.

Los pasajeros han sido informados de la situación, y agrupados en los puntos de reunión para los casos urgentes.

De la situación se ocupa también la Guardia Costera italiana, que precisó que el barco "no cuenta con fuerza de propulsión".

"Un incendio estalló en la sala máquinas, los bomberos lo apagaron pero alcanzó a dañar los generadores eléctricos", explicó el comandante Giorgio Moretti durante una conferencia de prensa telefónica.

Según Moretti, director de operaciones marítimas de la compañía, el buque emplea actualmente baterías de emergencia para lo estrictamente necesario. El aire acondicionado, así como las cocinas y las hélices, no funcionan.

Los expertos deberán analizar el estado de los motores y decidir si la nave será remolcada, cómo y a dónde.

El crucero, de 188 metros de eslora, zarpó el sábado de Madagascar hacia las islas Seychelles con un grupo de turistas italianos (135), seguido por franceses (127) y austriacos (97) y tenía previsto seguir hacia Omán y Egipto.

"Les hemos dado pan y agua. La situación es tranquila", afirmó Moretti, quien explicó que un helicóptero les llevará el martes en la mañana alimentos frescos así como teléfonos y medios de comunicación para reactivar las conexiones.

Varios mercantes, naves remolcadoras, medios de apoyo así como buques de pesca se dirigen hacia el barco, el primero de los cuales deberá llegar hacia las 23H00 GMT.

Nueve militares italianos, especializados en el combate de la piratería, que azota con frecuencia esa zona, se encuentran a bordo del crucero, precisó la misma fuente.

"No se corre peligro de piratería, pero no se puede garantizar al 100%", comentó Moretti, quien descartó que el crucero pueda encallar como ocurrió en enero al "Costa Concordia".

La nave, con ocho cubiertas y 399 camarotes, fue construida en 1992, remodelada en el 2006 y puede transportar un máximo de 1.400 personas

Dejá tu comentario