Otro golpe de Obama a Hillary

Mundo

Barack Obama ganó las internas de Misisipi y asestó otro golpe a Hillary Clinton, que ya apuesta a un triunfo en Pennsylvania, el duelo más importante de lo que queda de la carrera demócrata a la Casa Blanca.

Obama logró el 90% del voto negro en las internas de ayer en el sureño Misisipi, donde más de la mitad del electorado demócrata es afromaericano, pero sólo cosechó un tercio del apoyo de los votantes blancos.

Su dominio del electorado negro fue similar al que permitió al senador afroamericano ganar en Carolina del Sur, Alabama, Georgia y Louisiana antes de perder con Clinton en Texas y Ohio, que tiene una composición demográfica parecida a la de Pennsylvania. "Ahora queremos hacer campaña en Pennsylvania y el resto del país", dijo Maggie Williams, la jefa de campaña de Clinton, en un comunicado en el que felicitó a Obama por su nueva victoria.

"Confío en que una vez que obtenga la nominación, el partido se unificará", dijo Obama al celebrar su triunfo, que fue el número 30 de las 44 internas demócratas celebradas hasta ahora para obtener la candidatura presidencial del partido.

Escrutado el 99% de los votos, Obama ganó en Misisipi con un 61%, contra un 37% de Clinton, según informó la cadena de noticias CNN.

Obama sumó al menos 17 de los 33 delegados que se ponían en juego en Misisipi, aunque faltaban adjudicar cinco más.

Los delegados son quienes proclamarán al candidato del partido en la Convención Nacional Demócrata de agosto próximo.

Pennsylvania, escenario de la próxima gran batalla de la campaña, el 22 de abril, ofrece el premio mayor de lo que queda de competencia: 158 delegados.

En el recuento total, Obama, de 46 años y senador por Illinois, posee una ventaja de más de 100 delegados sobre la ex primera dama Clinton, de 60 años y senadora por Nueva York.

Dado lo parejo de la contienda, es improbable que alguno de los dos candidatos gane suficientes delegados como para asegurarse la nominación.

Ambos necesitan más bien ganar el apoyo de los más o menos 800 superdelegados, miembros del partido y funcionarios que no están atados a apoyar a quien haya ganado en su estado.

El ganador de la interna demócrata enfrentará en las elecciones presidenciales de noviembre al senador por Arizona John McCain, quien ya ganó la candidatura por su Partido Republicano.

McCain arrasó ayer en Misisipi con el 79% de los votos.

Dejá tu comentario