Palestina ingresó oficialmente a la Corte Penal Internacional

Mundo

Palestina ya es de los 123 miembros de la Corte Penal Internacional (CPI), organismo con sede en La Haya que tiene por objeto juzgar casos de genocidios, crímenes de guerra o contra la humanidad.

Al término de una ceremonia de bajo perfil, quedó formalizada la adhesión de Palestina al tratado de la Corte, el Estatuto de Roma, firmado el pasado enero.

Los palestinos habían anunciado que solicitarían a la corte que ponga en marcha procesos penales contra Israel por crímenes de guerra.

"Es una jornada histórica", dijo el negociador jefe palestino, Saeb Erekat. "Una jornada que sirve para solicitar a la comunidad internacional a asumir sus propias responsabilidades a fin de alcanzar una paz duradera y poner fin a la ocupación", agregó.

El ex negociador palestino Nabil Shaat, por su parte, dijo a ANSA que "hoy se abre una nueva fase de la estrategia palestina para lograr un acuerdo definitivo con Israel".

En virtud del Estatuto de la CPI, los Estados que adhieren a él entran a formar parte de la Corte el primer día del mes después de un período de 60 días tras depositar los documentos necesarios.

La medida se concretó en una ceremonia de firma en La Haya a la que asistieron diplomáticos y funcionarios de más de 100 países, pero no Israel, que no es miembro de la corte.

Grupos defensores de derechos humanos recibieron con beneplácito la noticia como una señal de que la Autoridad Palestina favorece el imperio de la ley en vez de la violencia, pero Israel ha dicho que daña las perspectivas de paz y que no cooperará con la corte.

Israel se opone a la membresía palestina en la corte, que es un sucesor distante de los juicios de Nuremberg a criminales de guerra nazi después de la Segunda Guerra Mundial, y presionó infructuosamente para que sus aliados occidentales recortaran el financiamiento.

Dejá tu comentario