Polémica en Bolivia: Evo Morales legaliza autos contrabandeados

Mundo

El presidente Evo Morales justificó la legalización de miles de vehículos que entraron a Bolivia de contrabando, buena parte de ellos robados en naciones vecinas, con el argumento de que son comprados por los pobres.

Morales aseguró que quienes tienen vehículos sin documentos, llamados popularmente en Bolivia como "chutos", son "gente pobre" que busca "mejorar su estatus" y compran autos ilegales porque son baratos.

"Todos tenemos derecho a tener nuestro auto", dijo el presidente en una rueda de prensa en La Paz, y alabó la decisión de la Asamblea, controlada por su partido, de dictar una ley de amnistía para decenas de miles de vehículos de contrabando.

La prensa boliviana ha denunciado que uno de esos autos "chutos" estaba en poder del anterior jefe de la Policía, general Ciro Farfán, destituido por Morales en mayo pasado a causa de ello.

Los medios también han mostrado en las últimas semanas otros casos de uso ilegal de matriculas duplicadas o "clonadas", incluso en vehículos del Gobierno, y un reciente suceso de un vehículo robado en Brasil que había comprado un mayor de la Policía.

Fuentes del Gobierno dicen que la amnistía legalizará 10.000 o 20.000 "chutos", mientras que los sindicatos de chóferes temen que sean 100.000, con el riesgo de superar la provisión de combustible porque en Bolivia ya circula casi un millón de vehículos.

Según cálculos extraoficiales, la legalización de los vehículos de contrabando generará al Estado ingresos de hasta 200 millones de dólares que "definitivamente van a ayudar a curar las heridas que el déficit fiscal va a dejar" este año, opinó Daniel Sánchez, presidente del gremio empresarial.

Dejá tu comentario