Raúl Castro: "Fidel es insustituible"

Mundo

El gobernante interino, Raúl Castro, afirmó que Fidel Castro sólo puede ser sustituido en conjunto por el Partido Comunista de Cuba al hablar en la clausura de un foro universitario donde dijo que no busca imitar el liderazgo de su hermano y aseguró que no teme el disenso ni las decisiones consensuadas.

"Nosotros estamos concluyendo el cumplimiento de nuestro deber y hay que dar paso a las nuevas generaciones", indicó.

Al frente del gobierno provisional desde hace más de cuatro meses cuando el líder cubano, de 80 años, delegó el poder tras una cirugía, Raúl mostró algunas características de su estilo más coloquial en un discurso la víspera al cerrar el VII Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

"Fidel es insustituible, salvo que lo sustituyamos todos juntos, cada uno en el lugar que le corresponde" (...) "el sustituto de Fidel sólo puede ser el Partido Comunista de Cuba", afirmó el presidente en funciones, de 75 años, que también aseveró que no pretende imitar a su hermano.

"Cuando alguien trata de imitar fracasa", dijo Raúl Castro quien reivindicó su discreto perfil estos meses de interinato y consideró que "ésa es la línea que debemos seguir" en coherencia con la decisión de distribuir responsabilidades.

Castro entregó en su Proclama el 31 de julio temporalmente el poder a Raúl y un equipo de seis funcionarios, entre ellos el vicepresidente Carlos Lage y el canciller Felipe Pérez Roque, presentes en el acto estudiantil de ayer.

"Hay quien le teme al término discrepar, pero yo soy de los que digo que mientras más se discuta, mientras más se discrepe (...) de esas discrepancias saldrán las mejores decisiones", afirmó Raúl, quien compartió anécdotas familiares y divirtió a su auditorio de más de 800 jóvenes en su intervención de más de media hora.

Desde la cesión del mando por primera vez en 47 años de revolución hace más de cuatro meses, Fidel Castro sólo ha sido visto en fotos y videos, el último hace ya más de un mes cuando desafió rumores de cáncer terminal difundidos en Estados Unidos.

Castro convalece de un mal no revelado, declaró a su salud "secreto de Estado" y oficialmente se recupera pero su ausencia pública alimenta la especulación.

Las dudas sobre su restablecimiento se dispararon los últimos días tras declaraciones de funcionarios norteamericanos, como el jefe de inteligencia John Negroponte que aseguró que al líder cubano le quedan "meses, no años" de vida.

El diario oficial Granma replicó ayer que las declaraciones estadounidenses son objeto de una "obsesión morbosa" de la Casa Blanca por su rival ideológico de casi medio siglo.

En su intervención también ayer el canciller Pérez Roque aseguró que Fidel Castro siguió los pormenores del Congreso.

El Parlamento cubano iniciará mañana su última reunión anual y se espera que Raúl Castro presida la sesión.

Dejá tu comentario